9 destinos donde los turistas ya no son bienvenidos

Las autoridades han comenzado a restringir su llegada
En estos sitios han aumentado las rentas y el deterioro de lugares históricos y naturales. (Foto: Istock)
En estos sitios han aumentado las rentas y el deterioro de lugares históricos y naturales. (Foto: Istock)
27/05/2017
00:00
Emol/GDA
-A +A

La industria del turismo internacional  ha presentado buenos resultados desde 2010 en que las tasas crecieron al 4% por sobre la media histórica. Lo que indica que cada vez hay más gente que está viajando. Un ejemplo es España donde la llegada de turistas ha subido 30% los últimos siete años, marcando récords durante tres periodos consecutivos. Tan solo en 2016 se contabilizó la entrada de 75.3 millones de extranjeros.

Los factores que explican este fenómeno apuntan a una mejor situación económica de las personas y  una buena oferta en precio y calidad del servicio turístico. Pero al mismo tiempo que hay más gente dispuesta a viajar, hay menos destinos tradicionales a los cuales acceder. 

Exceso de turistas

Destinos considerados iconos en materia de turismo, se han visto constantemente saturados de visitantes y lo que en un principio era una bendición, por las ganancias económicas que dejaban, ahora es percibido como una verdadera maldición por el negativo impacto que este flujo de personas ha generado en las urbes, que va desde el aumento en el valor de los alquileres hasta el deterioro de lugares históricos y naturales. 

Las autoridades de ciertos países han comenzado a estudiar y generar normas más estrictas que controlen el ingreso y hasta la movilidad de los viajeros. Te presentamos los 10 destinos que controlan el paso de turistas:

1. Barcelona (España): desde hace  tiempo sus habitantes han protestado masivamente contra el desmedido ingreso de turistas a la ciudad, que en 2016 superaron los 30 millones de personas. Como resultado se dictó una ley que prohíbe abrir nuevos hoteles en el centro barcelonés, incluso si uno se cierra, y se controló la oferta de viviendas en renta que se ofrecían en plataformas como Airbnb. "No queremos (que la ciudad) se convierta en una tienda de souvenirs", dijo la alcaldesa de la metrópolis, Ada Colau.

2. Venecia (Italia): la icónica ciudad de los canales y las góndolas implementará estrictas medidas para controlar el ingreso de viajeros y detener el deterioro de sus monumentos. También busca controlar el mal comportamiento de muchos visitantes, que no respetan normas básicas.

3. Roma (Italia): las autoridades municipales piensan restringir la circulación en torno a la  Fontana di Trevi y prohibir la permanencia de turistas en dicho lugar para evitar que estos hagan "picnic" al lado del monumento, refresquen sus pies en el borde de la fuente o simplemente se lancen desnudos al agua, tal como ocurrió hace algunas semanas. 

4. Ámsterdam (Holanda): "no gastemos ni un euro más en el marketing de la ciudad. No queremos más gente". Así de claro fue el ministro de Turismo de los Países Bajos al referirse al flujo de viajeros que han llegado a Ámsterdam, y que el último año alcanzó 17 millones de personas con estimaciones de que esa cifra se disparará a 30 millones para 2025. 

5. Santorini (Grecia): la pequeña isla griega que destaca por sus bellas casas de tono claro y tejas azules resolvió el año pasado limitar el arribo de grandes cruceros a su puerto y dejar en 10 mil el número máximo de turistas que pueden ingresar por día a la ciudad. 

6. Islas Koh Khai (Tailandia): el sudeste asiático fue por años destino de millones de viajeros, en especial mochileros, que llegaban a estas exóticas tierras por su belleza y economía. El flujo de turistas a estas islas fue demasiado, que en 2016 las autoridades decidieron simplemente prohibir el ingreso de visitantes para resguardar la barrera de coral, además de la flora y fauna del lugar. 

7. Palaos (Palaus): este pequeño país insular ubicado en el mar de Filipinas, tiene cerca de 340 islas, de las que solo nueve están habitadas. No hace muchos meses el gobierno planteó controlar el ingreso de turistas, permitiendo solo la construcción de hoteles cinco estrellas y prohibir otro tipo de hospedajes más económicos. La apuesta es clara: menos turistas pero con más recursos. 

8. Bután (sur de Asia): al igual que Palaos, el Reino de Bután tomó la decisión de restringir el ingreso de los viajeros con altos impuestos a quienes decidan visitar esas tierras. Quienes quieran hacerlo deben pagar solo por conseguir una visa, cerca de 200 euros por día. 

9. Angkor Wat (Camboya): la zona arqueológica de Angkor Wat es quizá uno de los lugares más hermosos del planeta para ver una puesta de sol y, hasta hace un tiempo, eran miles los turistas que llegaban hasta los hermosos templos para presenciar el ocaso. Su popularidad hizo que el complejo comenzara rápidamente a deteriorarse, obligando a las autoridades locales a tomar la decisión de limitar el acceso y número de turistas, así como establecer áreas específicas para que las personas aprecien el espectáculo. 

10. Y uno más... Cinque Terre (Italia): las autoridades de esta bella localidad costera de Italia, conformada por cinco pequeños pueblos, anunciaron en 2016 que solo tienen capacidad para recibir 1.5 millones de turistas a la vez. Una vez llegada a esa cantidad prohibirán el ingreso de viajeros hasta que se produzca la rotación de los visitantes.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS