Se encuentra usted aquí

Un día de campo en Hacienda Lomajim

La experiencia campirana más emocionante, se vive en Jalisco
Olvídate de la ciudad y siente la atmósfera campirana que te invita a descansar. (Foto: Cortesía)
Olvídate de la ciudad y siente la atmósfera campirana que te invita a descansar. (Foto: Cortesía)
26/02/2017
07:32
Viridiana Ramírez
-A +A

En los dominios serranos de Lomajim, la vida se ve pasar entre nubes. Una taza de café recién hecho y una frazada es lo único que se necesita para ver esos “algodones flotantes” dispersarse por el cielo.

La escena se repite cada amanecer. Cuando los rayos del sol al fin se sienten sobre la Barranca de San Cristóbal, aparece un arco iris. En ese momento, el huésped de esta hacienda del siglo XVII, puede estar disfrutando del jacuzzi al aire libre que hay en su habitación.

La atmósfera campirana inspira al descanso profundo, los árboles milenarios y la cadena montañosa que rodean la finca hacen olvidar que ésta se localiza a menos de 40 minutos del centro histórico de Guadalajara.

Lomajim tiene 15 suites decoradas con detalles de arte mexicano, incluyendo textiles bordados a mano en la ropa de cama y madera tallada en algunos sillones reclinables y reposapiés.

Algunas de las habitaciones disponen de terraza privada y columpios de mimbre.

Para que el huésped aprecie las vistas que ofrece la barranca, organizan caminatas con binoculares para observar jilgueros y pájaros carpintero. Uno de los secretos que guarda este recorrido es que se monta un picnic privado al pie de una cascada o un manantial.

Los días de campo se organizan de manera personalizada, el viajero selecciona el diseño de su canasta, mantel y el refrigerio; hay variedad de carnes frías, frutas, quesos y postres para elegir. El vino no puede faltar.

Los huéspedes que prefieran quedarse dentro de la hacienda, disfrutan de una sala de estar que incluye una amplia selección de libros y películas, mesa de billar y un bar decorado con antigüedades encontradas durante el rescate de la finca.

En las noches de fogata y observación sideral uno se entera que entre la lista de huéspedes frecuentes está Filippa Giordano.

Lomajim presume su alberca y jacuzzi volado sobre una loma. El espacio se puede rentar por dos horas, con servicio de bocadillos, bebidas y un masaje individual o en pareja.

El área está acondicionada con camastros y calentadores para los días fríos. La renta tiene un precio de 700 pesos.

La hacienda también cuenta con restaurante especializado en gastronomía mexicana.

Teléfono: 045 33 3441 4825.
Web: www.haciendalomajim.com

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS