Se encuentra usted aquí

8

Pátzcuaro, en bici y con mascota

Fin de semana en el Pueblo Mágico y sus alrededores
El Sagrario, construido en el siglo XVII. (Foto: Archivo El Universal)
El Sagrario, construido en el siglo XVII. (Foto: Archivo El Universal)
12/08/2015
01:10
Diana Briseño
-A +A

[email protected]

A la distancia se ve el lago de Pátzcuaro, bordeado por montañas y campos verdes. Es sencillo perderse en el paisaje, algo te envuelve, y tal vez es por eso los antiguos purépechas lo consideraban un lugar místico. Su nombre es una polémica, hay quienes dicen que significa “puerta del cielo” y otros “lugar de negrura”.

Ubicado a media hora de la capital michoacana, y a 356 kilómetros de la ciudad de México, el pequeño Pueblo Mágico es el rincón perfecto para una escapada romántica de fin de semana. Sus calles empedradas, casitas de adobe con techos cubiertos de tejas rojas y la arquitectura antigua, que va de la barroca a la neoclásica, invitan a dar largas caminatas. 

En los restaurantes de la zona encuentras uchepos, corundas, chocolate de metate y dulce de chile poblano. De postre disfruta de una nieve de pasta en La Pacanda, en la plaza principal. 
La vida nocturna es bohemia, nada estruendosa. En El Viejo Gaucho presentan una cava de vinos chilenos para acompañar un corte, empanadas argentinas, pastas o pizza. Destaca la decoración con fotografías antiguas del pueblo, coloridas pinturas y, para amenizar el rato, un poco de música en vivo al compás de la trova.

Y para dormir, sugerimos el Eco Hotel Ixhi, ubicado a 10 minutos del centro del pueblo. Las habitaciones rústicas con coloridos detalles y el entorno crean un halo romántico. En la propiedad son bienvenidas las mascotas y organizan paseos en bicicleta por el pueblo, con una duración de una hora. Precio: 90 pesos por persona.

Complementa tu visita con un paseo a caballo en la comunidad vecina de Zirahuén, a menos de una hora. Es toda una convivencia con los equinos, así que prepárate para cepillarlos, aprender sobre su comportamiento, colocar la silla de montar e iniciar la aventura. Tiene un costo de 260 pesos por persona a partir de dos participantes. 

Si quieres conocer más del pueblo y las localidades cercanas, como Santa Clara del Cobre, famosa por sus artesanías, o Quiroga, reconocida por sus ricas carnitas y mercado artesanal, puedes ir por tu cuenta o contratar un guía desde 500 pesos.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS