Se les olvidaba Padilla

Carlos Padilla estuvo a punto de ser excluido de la entrega del Premio Nacional de Deportes
Imago7
25/01/2017
00:15
Redacción
Ciudad de México
-A +A

Carlos Padilla, el presidente del Comité Olímpico Mexicano, estaba sentado en la segunda fila de las personas que acompañaban al presidente Enrique Peña Nieto durante la entrega del Premio Nacional de Deportes. Cuando mencionaron a los que entregarían el galardón, sólo se escucharon los nombres de Aurelio Nuño, secretario de Educación; Alfredo Castillo, titular de Conade, y del primer mandatario. El presidente se percató de la omisión y, discretamente, dio la indicación de que también incluyeran a Padilla. Toda forma es fondo, dicen los entendidos. En su discurso, Peña Nieto hizo hincapié en la necesidad de que el deporte esté unido, así que simplemente fue congruente con sus palabras y de paso mandó un mensaje a quien “olvidó” incluir al dirigente deportivo.

Roberto Osuna se pasa…

Se pasa, pero de buena gente, el muchachón. El rey de los salvamentos de los Blue Jays de Toronto recibió galardón dentro de la categoría de deportista profesional en el Premio Nacional de Deportes que se entregó en Los Pinos. Estoico, aguantó todos los discursos, contestó preguntas repetidas, se tomó selfies con quien se lo pidió y firmó autógrafos a plenitud. Sus acompañantes le decían ya vámonos y él asentía: “Sí, ya voy, sirve que almorzamos algo”, pero seguía hablando del Clásico Mundial de Beisbol y muchas otras cosas, como que es de Guasave, de donde también surgió la taekwondoína y triple medallista olímpica, María del Rosario Espinoza. ¿Pues qué comen por allá para ser tan exitosos? Se le preguntó: “¡Han de ser los frijoles!” respondió, entre risas.

Raúl Arias, entre España y México

Poco a poco futbolistas y técnicos mexicanos buscan desarrollarse fuera de las fronteras y Europa es un buen sitio. El viejo continente no sólo es un lugar donde triunfan los “Chicharitos”, Velas. También los técnicos o directivos. El ejemplo lo puso Joaquín del Olmo, quien trabaja como director deportivo del Real Oviedo, club del que Carlos Slim es accionista. Quien ha seguido su ejemplo es Raúl Arias, director deportivo del grupo IQ Finanzas, que administra al equipo Real Avilés de la Tercera División de España. La intención de Arias es desarrollar talento español y mexicano y ascenderlo lo más alto posible... Por el momento, el ahora directivo mexicano vivirá entre España (en la región de Asturias) y México.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS