Dirigente de Tiro con Arco, acusada de desvío

La titular de la Federación Mexicana de Tiro con Arco, quien presuntamente desvió recursos del organismo, está “desapa re cida” desde hace varias semanas
El predio de la avenida Reforma en Mérida que está registrado como oficinas de la Federación Mexicana de Tiro con Arco, es el domicilio de la presidenta de ese organismo, Effy Sánchez Pérez (YAZMÍN RODRÍGUEZ. EL UNIVERSAL)
19/01/2017
03:20
Adriana Díaz y Yazmín Rodríguez Reportera y corresponsal
-A +A

[email protected]

A falta de un mes para que se realice el selectivo nacional de tiro con arco en las instalaciones del Comité Olímpico Mexicano (COM), el paradero de Effy Sánchez, presidenta de la Federación Mexicana de la especialidad, es un misterio.

Desde mediados de diciembre de 2016, nadie ha visto o hablado con la dirigente yucateca, quien tiene en su contra dos averiguaciones previas por el presunto desvío de 27 millones de pesos. La suya es una de las cuatro asociaciones investigadas a petición de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) por la Procuraduría General de la República (PGR), además de la de beisbol, atletismo y frontón.

En el caso de atletismo, su dirigente, Antonio Lozano, incluso pasó 22 días en el Reclusorio Sur por un asunto similar. En su caso las irregularidades suman un monto de 4.8 millones de pesos y actualmente sigue su proceso en libertad.

Hace meses que los seleccionados mexicanos no hablan con su presidenta. En el Comité Olímpico Mexicano (COM) tampoco tienen noticias suyas, pues los números que proporcionó para contactarla no están disponibles.

Además, en lo que supuestamente son las oficinas de la Federación Mexicana en Mérida, en la calle 35 número 505 de la avenida Reforma, se encuentra la vivienda de la familia Lugo Sánchez y de la propia Sánchez Pérez. El lugar no funciona
como una asociación, sino como domicilio particular y los vecinos comentan que no se ha visto a nadie desde hace tres semanas.

Su hijo, Ernesto Lugo Sánchez, es el presidente de la Asociación Estatal de Tiro con Arco en Yucatán,
pero tampoco se le ha ubicado en los últimos días.

Curiosamente, la dirección de este último organismo registrada en el Instituto del Deporte de Yucatán (IDEY) es la misma acreditada para la Federación Mexicana de la especialidad por el Comité Olímpico Mexicano (COM).

La hija de Sánchez, propietaria de un negocio de mariscos en Mérida, aseguró vía telefónica estar fuera de Yucatán y que desde hace dos semanas no ha hablado con su mamá ni sabe dónde se encuentra.

“Desconozco cuál sea la situación actual de la presidenta con Conade, el entrenador [Wong] Lee ha estado muy pendiente de nosotros, no sé si él sea la cabeza”, comentó el seleccionado Ernesto Boardman, quien prefirió no ahondar en el tema.

Lo que sí comentó el competidor saltillense fue que todo lo relacionado con la aprobación de presupuesto y participación en competencias lo tratan directamente con la metodóloga de la Conade, Sofía García, responsable de asignar recursos.

“No quiero meterme en grillas, la verdad no estoy muy bien enterado sobre las acusaciones. Yo prefiero concentrarme en competir”, se disculpó Boardman.

Quien sí se ha pronunciado por un cambio en las riendas de la Federación es el experimentado Juan René Serrano.

El tapatío condenó el mal uso de los recursos federales que deberían ser destinados para la preparación de los deportistas.

“Creo que sería bueno tener un cambio. El que llegue debería empezar a hacer más entrenamientos, más capacitación. Generar masificación, es lo que hace falta ahorita”, comentó el arquero.

Aunque la mayoría de los atletas se mantuvieron discretos en sus declaraciones, coinciden en que tiene meses que no tratan ningún tema con Effy.

“Tiene ya mucho tiempo que no la he visto, la verdad no tengo idea de dónde esté”, comentó el juvenil Bruno Martínez, quien se incorporó con la selección mayor apenas el lunes pasado.

Las cuentas de la federación en Facebook y Twitter dejaron de postear desde hace más de un año y su página web tampoco funciona.

Durante la gestión de Sánchez, la selección mexicana de tiro con arco ha enfrentado varios problemas. Uno de ellos la falta de uniformes para competencias internacionales, así como la falta de pagos a entrenadores, lo que ocasionó que Aída Román tuviera que autoentrenarse durante casi un año.

La subcampeona olímpica es otra de las detractoras de Sánchez. En múltiples ocasiones la capitalina acusó a la yucateca de no cumplir sus obligaciones como presidenta.

La última vez que la federativa declaró ante los medios de comunicación fue el año pasado durante una asamblea en el COM. En ese entonces dijo no tener nada que temer y que todas las comprobaciones de su federación estaban entregadas.

“Todo se le entregó y tengo los documentos para probarlo. El problema es que mucha de la facturación que se le presentó no la acepta por mínimos detalles”, afirmó.

Effy es una de las titulares de federación que se han eternizado en el cargo. La yucateca fue electa presidenta en 2006, por lo que suma más de una década al frente del deporte considerado prioridad en México.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS