Ex dueño de Clippers demanda a sitio y ex novia

Donald Sterling demandó al sitio TMZ y a su ex novia Stiviano por violar la privacidad del magnate
Stiviano con Sterling. AP
10/08/2015
23:14
AP
Los Ángeles, California
-A +A

El multimillonario Donald Sterling demandó al sitio de internet TMZ y a su ex novia por grabar y difundir las declaraciones racistas que derivaron en que el magnate perdiera la propiedad de los Clippers de Los Ángeles.

La demanda de Sterling, hecha el viernes en la Corte Superior de Los Ángeles, acusa al sitio de noticias de las celebridades y a V. Stiviano de violar la privacidad del multimillonario, así como de causarle un daño "de una escala sin paralelo y una magnitud sin precedente" .

Esta denuncia representa el capítulo más reciente en una telenovela legal que comenzó en abril de 2014, después de que Sterling, próspero empresario de los bienes raíces, fue duramente criticado al difundirse la grabación en la que pedía a Stiviano no reunirse con personas de raza negra.

Las declaraciones derivaron en que la NBA marginara a Sterling de la liga. Después, la esposa de Sterling vendió el equipo propiedad de un fideicomiso familiar al ex director general de Microsoft, Steve Ballmer, por una suma récord de 2.000 millones de dólares.

Sterling vivía separado de su esposa Shelly, quien obtuvo aprobación de la corte para realizar la venta, al mostrar que su marido sufría demencia y no podía encargarse de sus asuntos de negocios.

Donald Sterling ha demandado a su esposa, con quien contrajo matrimonio hace seis décadas, así como a la liga y a dos médicos que lo examinaron. Ha señalado ante un tribunal federal que fue víctima de un complot para despojarlo del equipo.

Pese a los litigios en que se han enfrentado, Donald y Shelly Sterling tuvieron éxito en un caso reciente en el que Stiviano fue obligada a renunciar a una mansión de 1,8 millones de dólares, a 800.000 dólares en efectivo, a un Ferrari y a otros autos lujosos. Donald Sterling le había regalado esas riquezas.

Un juez determinó que esa fortuna pertenecía a Shelly Sterling, como parte de una propiedad mancomunada.

Las grabaciones de Donald Sterling surgieron apenas semanas después de que Shelly demandó a Stiviano, a quien calificó como amante del multimillonario.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS