Es Noticia:

La gran incógnita: NFC Oeste

Aquí Sólo Football finaliza una serie de ocho entregas
Jimmy Graham, el nuevo as en la ofensiva de Seattle. AP
27/07/2015
00:30
Iván Pirrón
México, DF
-A +A

Aquí Sólo Football finaliza una serie de ocho entregas, división por división, previo al inicio de los training camps 2015 de la NFL.

Hoy, la División Oeste Oeste de la Conferencia Nacional y sus grandes incógnitas.

CARDINALS

Altas clave: CB Alfonzo Dennard (Patriots), G Mike Iupati (49ers), DT Corey Peters (Falcons), DE Cory Redding (Colts), C/G A.Q. Shipley (Colts), LB Sean Weatherspoon (Falcons) y LB LaMarr Woodley (Raiders).

Bajas clave: OLB Sam Acho (Bears), CB Antonio Cromartie (Jets), DT Darnell Dockett, WR Ted Ginn Jr., G Paul Fanaika (Chiefs), LB Larry Foote, TE Rob Housler (Browns) y NT Dan Williams (Raiders).

La gran incógnita: ¿Resistirá Palmer sano toda la campaña?

Los Cardinals usaron cuatro quarterbacks la temporada pasada debido a una malaria de lesiones. El titular, Carson Palmer, se perdió 10 juegos, los últimos 7 tras sufrir una lesión en los ligamentos de la rodilla izquierda. Su lugar fue ocupado por Drew Stanton, quien no lo hizo mal, pero también se perdió un par de partidos, dejándole el puesto a Ryan Lindley.

Y hasta Logan Thomas vio acción, en el partido ante los Broncos de la Semana 5.

Pese a ello, el coach Bruce Arians llevó a sus Cardinals a los Playoffs, donde fueron eliminados inmediatamente por Carolina.

Arizona nuevamente parece tener las credenciales para ganarse un lugar en la postemporada en la complicada División Oeste de la NFC, pero para ello necesitará que Palmer se mantenga sano toda la campaña, algo que el veterano solamente ha logrado una ocasión (2013) en cuatro años.

En 6 juegos en 2014, Palmer completó 141 de 224 (62.9%) para mil 626 yardas, con 11 touchdowns, 3 intercepciones y sólido rating de 95.6.

Una manera de mantenerlo sano es mejorar un ataque terrestre que el año pasado terminó penúltimo en la NFL, con apenas 81.8 yardas por juego. Su mejor corredor fue Andre Ellington, quien apenas sumó 660 yardas y fue otro de los que terminó en la lista de lesionados.

Ellington tuvo una brillante temporada de novato, en la que fue líder de la liga con 5.5 yardas por acarreo, números que Arians espera en 2015.

Arizona cuenta con una de las mejores defensivas de la NFL. Si Palmer se mantiene sano y es ayudado por el juego terrestre, los Cardinals no sólo volverán a los Playoffs sino que serán contendientes en la NFC.

RAMS

Altas clave: LB Akeem Ayers (Patriots), DT Nick Fairley (Lions), QB Nick Foles (canje con Eagles), QB Case Keenum (canje con Texans) y T/G Garrett Reynolds (Lions).

Bajas clave: QB Sam Bradford (canje con Eagles), DT Alex Carrington (Bills), QB Shaun Hill (Vikings), DT Kendall Langford, T Jake Long, T/G Mike Person (Falcons) y RB Zac Stacy (canje con Jets).

La gran incógnita: ¿Es Nick Foles la solución a sus problemas ofensivos?

El ataque de los Rams fue una total decepción en 2014. Cierto, perdieron a Sam Bradford en la pretemporada y tuvieron que jugar con Austin Davis y Shaun Hill como quarterbacks, pero la ofensiva de St. Louis fue la 28 de la liga en cuanto a yardas (314.7 por juego), 20 por tierra (102.2), 23 por pase (212.5) y 21 en puntos (20.3).

Bradford se fue a Eagles gracias a un canje, que trajo a los Rams a Nick Foles, quien en dos años en Philadelphia inició 25 juegos, con marca de 15-10.

Pero en St. Louis llega a una ofensiva completamente diferente a la que comandó bajo las órdenes de Chip Kelly. Con los Rams el ataque es mucho más conservador y pretende dominar con el juego terrestre.

Para ello, el equipo reclutó en la primera ronda a Todd Gurley, quien en tres años en Georgia sumó 3 mil 282 yardas (sólo en 2012 rebasó las mil), con 6.4 por acarreo y 42 touchdowns.

Gurley, quien se recupera de una lesión en los ligamentos de la rodilla sufrida en noviembre, correrá detrás de una línea que también podría incluir dos novatos: el tackle Rob Havenstein y el guardia Jamon Brown, ambos en el lado derecho.

Si los Rams sufren para generar yardas por tierra, Foles será exigido a ganar los partidos, algo que pudo hacer en una ofensiva dinámica como la de Eagles.

Está por verse cómo comanda el ataque más tradicional de St. Louis.    

49ERS

Altas clave: LB Nick Bellore (Jets), RB Reggie Bush (Lions), DL Darnell Dockett (Cardinals), G Erik Pears (Bills), WR Jerome Simpson, WR Torrey Smith (Ravens), LB Philip Wheeler (Dolphins) y CB Shareece Wright (Chargers).

Bajas clave: LB Chris Borland (retiro), CB Perrish Cox (Titans), WR Michael Crabtree (Raiders), CB Chris Culliver (Redskins), T Anthony Davis (retiro), RB Frank Gore (Colts), G Mike Iupati (Cardinals), QB Josh Johnson (Bengals), WR Stevie Johnson, P Andy Lee (canje con Browns), T Jonathan Martin, LB Dan Skuta (Jaguars), DL Justin Smith (retiro) y LB Patrick Willis (retiro).

La gran incógnita: ¿Se puede evitar un desastre?

La lista de bajas habla por sí sola, pero en ella no está el coach Jim Harbaugh, quien después de llevar a los 49ers a tres Campeonatos de la NFC dejó al equipo al final de la campaña pasada en una amarga despedida.

Toma su lugar Jim Tomsula, promovido después de 8 años como coach de la línea defensiva. Pocos recuerdan que también fue coach interino en 2010, cuando el equipo despidió a Mike Singletary.

Tomsula toma el mando de una franquicia que, de la noche a la mañana, se descubrió en plena reconstrucción.

La defensiva tendrá muchas caras nuevas. En la frontal sólo regresa el tackle nariz Ian Williams, que ahora será acompañado por los veteranos Glenn Dorsey y Darnell Dockett; tras los retiros de Patrick Willis y Chris Borland, Aaron Lynch debutará como titular entre los linebackers, al lado de Aldon Smith, Michael Wilhoite y NaVorro Bowman. En el perímetro, el debutante será el esquinero Shareece Wright.

A la ofensiva, el staff de Tomsula debe trabajar en la protección a Colin Kaepernick, quien fue capturado 52 veces la campaña pasada, cuando había sido atrapado detrás de la línea 55 ocasiones en los 23 juegos previos a 2014.

La línea perdió a los titulares Mike Iupati y Anthony Davis, cuyos reemplazos podrían ser Brandon Thomas y Erik Pears, respectivamente.

El joven Carlos Hyde, en su segundo año, es el nuevo corredor titular, con el veterano Reggie Bush como relevo. Y para ayudar a Kaepernick en el juego vertical, los 49ers contrataron al receptor Torrey Smith.

¿Suficiente? Nadie sabe. En el papel, este equipo parece destinado al último lugar divisional.

El coach Tomsula tiene la última palabra.

SEAHAWKS

Altas clave: CB Will Blackmon (Jaguars), TE Jimmy Graham (canje con Saints), DT Ahtyba Rubin (Browns) y CB Cary Williams (Eagles).

Bajas clave: G James Carpenter (Jets), S Jeron Johnson (Redskins), CB Byron Maxwell (Eagles), TE Zach Miller, TE Tony Moeaki (Falcons), C Steve Schilling (retiro), LB O'Brien Schofield (Falcons), LB Malcolm Smith (Raiders), C Max Unger (canje con Saints), WR Bryan Walters (Jaguars) y DT Kevin Williams (Saints).

La gran incógnita: ¿Olvidarán la cruda del Super Bowl?

En la NFL, perder el Super Bowl no es un buen augurio. Desde 1966, sólo dos equipos que perdieron el duelo por el Vince Lombardi pudieron regresar y ganarlo a la siguiente campaña: Dallas, en 1971 y Miami, un año después.

Además, estos Seahawks perdieron en una jugada que podría perseguir a la franquicia por el resto de sus días.

Pero, hombre por hombre, este es el mejor equipo de la NFC y quizá de la NFL. Las bajas que sufrieron en la agencia libre no fueron importantes, así que la defensa más dominante de la liga regresa prácticamente intacta, después de sus impresionantes números en 2014.

En la temporada regular, los Seahawks fueron el único equipo de la liga que aceptó menos de 200 yardas por pase por juego; en cuanto a puntos, Seattle fue la mejor defensiva (15.9) por tercer año en fila y aceptó apenas 9.8 en una racha de 8 triunfos hasta llegar al Super Bowl.

La ofensiva sigue en manos de Russell Wilson y Marshawn Lynch, pero gracias a un canje con los Saints llega a Seattle el ala cerrada Jimmy Graham.

Los Seahawks fueron un equipo mediocre dentro de la yarda 20 del rival en 2014: de las 60 veces que pisó la “zona roja”, Seattle consiguió 31 touchdowns y 22 goles de campo. El coach Pete Carroll espera que con Graham esos números mejoren dramáticamente.

Incluida la postemporada, el récord de este equipo desde 2013 es de 30-8. Su único problema puede ser psicológico, porque los Seahawks lucen igual de fuertes -quizá más- que en la campaña que fueron campeones.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS