La gran incógnita: NFC Este

Archivo
24/07/2015
08:22
Iván Pirrón
Ciudad de México
-A +A

Aquí Sólo Football continúa con una serie de ocho entregas, división por división, previo al inicio de los training camps 2015 de la NFL.

Hoy, la División Este de la Conferencia Nacional y sus grandes incógnitas.

COWBOYS

Altas clave: LB Jasper Brinkley (Vikings), LB Andrew Gachkar (Chargers), DE Greg Hardy (Panthers), WR A.J. Jenkins (Chiefs) y RB Darren McFadden (Raiders).

Bajas clave: LB Bruce Carter (Buccaneers), LB Justin Durant (Falcons), WR Dwayne Harris (Giants), DT Henry Melton (Buccaneers), RB DeMarco Murray (Eagles), DT Amobi Okoye, T Jermey Parnell (Jaguars), DE George Selvie (Giants) y DE Anthony Spencer (Saints).

La gran incógnita: ¿Sobrevivirán sin DeMarco Murray?

Detrás de la mejor línea ofensiva de la NFL, DeMarco Murray corrió para mil 845 (un récord de la franquicia) y 13 touchdowns en 2014. La presencia de Murray benefició al resto de la ofensiva de los Cowboys, particularmente a Tony Romo y Dez Bryant.

Pero cuando llegó el periodo de la agencia libre, el dueño del equipo, Jerry Jones, tuvo que elegir entre quedarse con Murray o con Bryant, y al final eligió al receptor, a quien le dio un contrato por 70 millones de dólares.

Murray partió a Philadelphia y dejó un enorme hueco en el backfield de Dallas. Para tratar de llenarlo, Jones y la gerencia general de los Cowboys firmó a Darren McFadden, quien en siete años con los Raiders sólo en una ocasión (2014) ha podido jugar los 16 juegos de una temporada. Las lesiones lo persiguen.

McFadden peleará la titularidad en la pretemporada con Joseph Randle, quien en labor de relevo llevó el balón 51 veces para 343 yardas y 3 touchdowns en 2014.

Un ataque terrestre dominante es esencial para los Cowboys. De lo contrario, la ofensiva dependerá de Romo, quien viene de una de sus mejores temporadas como profesional, en gran medida porque únicamente lanzó 435 pases.

GIANTS

Altas clave: LB Jonathan Casillas (Patriots), DT Kenrick Ellis (Jets), WR Dwayne Harris (Cowboys), T Marshall Newhouse (Bengals), DE George Selvie (Cowboys), LB J.T. Thomas (Jaguars) y RB Shane Vereen (Patriots).

Bajas clave: CB Zack Bowman (Dolphins), S Stevie Brown (Texans), RB Peyton Hillis, DE Mathias Kiwanuka, WR Kevin Ogletree, LB Spencer Paysinger (Dolphins), S Antrel Rolle (Bears), CB Walter Thurmond (Eagles) y RB David Wilson.

La gran incógnita: La ofensiva, muy bien, pero ¿realmente la defensa ha mejorado?

Los Giants se sacaron la lotería con el receptor Odell Beckham Jr. Si Victor Cruz regresa al 100% este año, el ataque neoyorquino será una pesadilla en la División.

Parece que el talón de Aquiles seguirá siendo la defensiva, que la campaña pasada terminó como la 29 de la NFL, tras permitir un promedio de 375.8 yardas por juego, incluidas 135.1 por tierra.

Steve Spagnuolo regresa al equipo y suple a Perry Fewell como coordinador defensivo, lo cual significa mayor disciplina en el campo.

Era necesario mejorar ese front-7, pero los Giants apostaron a la continuidad y en la agencia libre únicamente añadieron jugadores que podrían unirse a la rotación, como el linebacker Jonathan Casillas y el tackle defensivo Kenrick Ellis.

Quien sí podría jugar un rol preponderante es el ala defensiva George Selvie (Cowboys), debido al accidente que sufrió Jason Pierre-Paul el 4 de julio, que le costó el dedo índice derecho. Hasta el momento los Giants no han tomado una postura, pero incluso si deciden retenerlo, nadie sabe si Pierre-Paul podrá ser tan productivo como el año pasado, cuando finalmente dejó atrás las lesiones y registró 12.5 capturas de quarterback.

En resumen, esta defensiva es una incógnita y si no mejora podría relegar a los Giants al sótano divisional, incluso con uno de las mejores ataques aéreos de la NFL.

EAGLES

Altas clave: WR Seyi Ajirotutu (Chargers), LB Kiko Alonso (canje con Bills), WR Miles Austin (Browns), CB E.J. Biggers (Redskins), QB Sam Bradford (canje con Rams), LB Brad Jones (Packers), RB Ryan Mathews (Chargers), CB Byron Maxwell (Seahawks), RB DeMarco Murray (Cowboys), QB Tim Tebow, CB Walter Thurmond (Giants).

Bajas clave: S Nate Allen (Raiders), LB Trent Cole (Colts), CB Bradley Fletcher (Patriots), QB Nick Foles (canje con Rams), WR Jeremy Maclin (Chiefs), LB Casey Matthews (Vikings), RB LeSean McCoy (canje con Bills), RB Chris Polk (Texans) y CB Cary Williams.

La gran incógnita: ¿funcionará el ‘Frankenstein’ de Chip Kelly?

Como si se tratara de “Fantasy Football”, el coach Chip Kelly cambió jugadores en Philadelphia con la misma facilidad con la que se cambia los calcetines.

A través de canjes o en la agencia libre, Kelly se deshizo de su mejor quarterback, su mejor corredor y su mejor receptor: Nick Foles (canje con Rams), LeSean McCoy (canje con Bills) y Jeremy Maclin (firmado en la agencia libre por los Chiefs), respectivamente.

Para suplirlos, firmó a Sam Bradford, Ryan Mathews y Miles Austin. Es en serio.

Kelly está convencido de que Bradford (quien se recupera de una enésima lesión de ligamentos en la rodilla) es el quarterback ideal para comandar su vertiginosa ofensiva, en la que presumiblemente también le encontrará un rol a Tim Tebow.

En 2014, el ataque de las Eagles impuso récords de la franquicia en puntos anotados, touchdowns, pases completos, yardas por pase, juegos de 300 yardas aéreas y primeros y 10, pero eso no fue suficiente para que Kelly comenzara una especie de reconstrucción en Philadelphia.

Si el experimento funciona, Eagles peleará con los Cowboys la corona divisional, pero si falla, más bien peleará con los Redskins el último lugar en el Este de la NFC.

REDSKINS

Altas clave: CB Chris Culliver (49ers), S Dashon Goldson (canje con Buccaneers), DE Ricky Jean Francois (Colts), S Jeron Johnson (Seahawks), DT Terrance Knighton (Broncos) y DT Stephen Paea (Bears).

Bajas clave: CB E.J. Biggers (Eagles), DE Stephen Bowen, G Chris Chester, S Ryan Clark (retiro), NT Barry Cofield, WR Leonard Hankerson (Falcons), RB Roy Helu (Raiders), DE Jarvis Jenkins (Bears), OLB Brian Orakpo (Titans), CB Tracy Porter y T Tyler Polumbus (Falcons).

La gran incógnita: ¿Última oportunidad para “RG3”?

En tan sólo tres años en la NFL, Robert Griffin III ha vivido un verdadero infierno.

Su campaña de debut no pudo ser más prometedora, tras ser galardonado como el Novato Ofensivo del Año y llevar a los Redskins a los Playoffs, bajo las órdenes de Mike Shanahan.

Sus problemas comenzaron precisamente en aquel juego de postemporada ante Seattle, cuando “RG3” se lesionó los ligamentos de una rodilla que ya estaba “tocada” desde la campaña regular.

Desde entonces, Griffin III no ha vuelto a ser el mismo.

La de 2015 será su segunda temporada de trabajo con el coach Jay Gruden, quien contrató a Matt Cavanaugh para que le ayude a “RG3” a pulir su técnica y tomar mejores decisiones en la bolsa de protección.

Si Griffin no despega o vuelve a lesionarse, Kirk Cousins y Colt McCoy estarán listos para tomar los controles de la ofensiva de Gruden, pero ni uno ni el otro son algo espectacular.

Lo peor que puede hacer una franquicia de la NFL es elegir mal a un coach o a un quarterback, porque les tomará años recomponer el camino.

Y tal parece que los Redskins se han equivocado con al menos una de estas dos figuras. Quizá con las dos.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS