Williams consigue el ‘Serena Slam’

La estadounidense apabulla a Garbiñe Muguruza y se corona en Wimbledon para obtener su cuarto título ‘grande’ en fila
El año pasado ganó el US Open, siguió con el Abierto de Australia y Francia. Foto: XINHUA
12/07/2015
00:56
Agencias
-A +A

Londres.— Serena Williams agigantó su leyenda en el tenis al ganar su sexto título en el torneo de Wimbledon tras vencer en final a la española Garbiñe Muguruza por 6-4 y 6-4.

Con su triunfo, Williams consiguió el ‘Serena Slam’ , el cuarto grande en forma consecutiva luego de consagrarse en el US Open el año pasado y esta temporada en el Abierto de Australia y Roland Garros.

“He querido ganar cuatro grandes seguidos hace mucho tiempo. Tener los cuatro en casa es increíble y creo que es lo más destacable de hoy”, comentó la campeona en la rueda de prensa en el All England Club.

Tras conseguir el ‘Serena Slam’ , Williams está a un grande del verdadero Grand Slam, la conquista de los cuatro grandes torneos en una misma temporada. La última mujer en completar el Grand Slam fue la alemana Steffi Graf en 1988, que además ese año ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Seúl.

“Realmente quería ganar Wimbledon este año, me siento muy bien”, añadió Williams, vestida de gala en la sala de conferencias del torneo.
No le resultó tan sencillo hacerse con el título a la número uno, ya que la joven Muguruza dio la talla en la definición y la complicó sobre todo con su servicio: Williams cometió ocho doble faltas.

“Garbiñe es una gran jugadora. Realmente puso lo que tenía que poner, nunca se rindió, vino a ganar y no sólo a jugar una final. Eso dice mucho de ella y su futuro” , elogió Williams a Muguruza, de 21 años.

La estadounidense  tuvo que reponerse tras el quiebre de ventaja de la española en el primer set (sirvió 4-2) y luego puso presión en el siguiente juego de saque y le hizo pagar sus dudas a la española: con un error no forzado, Muguruza cedió su saque y las acciones se nivelaron 4-4.

Haber recuperado ese quiebre fue vital para Williams, que salió decidida a atacar sobre el servicio cuando a la española le tocó sacar 4-5 para seguir con vida.

Allí dejó ver las señales de nervios la número 20: una doble falta la puso ante un set point en contra, que Williams no dejó pasar con una derecha cruzada fulminante.

En el segundo parcial, la estadounidense demostró que no deja ni pestañar a sus rivales: apenas volvió a mostrar flaquezas con su servicio Muguruza en el cuarto juego, Williams capitalizó con un nuevo quiebre para adelantarse 3-1.

Con la confianza por las nubes, Williams marcó las diferencias entre una número uno y una joven tenista llena de talento, pero aún inexperta en grandes finales: un nuevo quiebre dejó a la estadounidense con la posibilidad de servir 5-1 para el título.

En la recta final, cuando el sueño de la tenista nacida en Caracas se deshacía, se hicieron sentir mucho los “¡Vamos, Garbi!” desde las gradas. Muguruza abrazó ese apoyo e intentó un rescate de último momento al romperle el servicio a la número uno cuando servía para partido.

Williams ya no dejaría escapar una nueva oportunidad: luego de perder dos veces seguidas su saque, salió a presionar a Muguruza, que no resistió la presión. Con una doble falta y dos errores no forzados de la española, la estadounidense ganó finalmente el partido tras una hora y 23 minutos.

Con 33 años y 289 días, Williams se convirtió en la ganadora de un de Grand Slam más veterana de la era moderna. Agencias

Mantente al día con el boletín de El Universal