Pumas cierra un amargo torneo

Preparan limpia en el Pedregal
Nico Castillo no pudo anotar otra vez en CU. (AGUSTÍN SALINAS. EL UNIVERSAL)
08/05/2017
00:20
Christian Mendoza
-A +A

[email protected]

Tristeza acentuada entre la mediocridad de unos Pumas que finalizaron penúltimos del Clausura 2017. El adiós al torneo dolió a la hinchada, aunque no tanto como la despedida de Alejandro Palacios con la que ha sido su casa por casi 14 años.

Tras el pitazo final de la escueta victoria 0-1 de Puebla, con anotación de Francisco Torres a los 19 segundos de iniciado el segundo tiempo en el Olímpico Universitario, “Pikolín” se levantó de la banca donde se mantuvo suplente hasta en 11 partidos de Liga. Recorrió a trote el mediocampo, para mostrarse frente a los fanáticos —que minutos antes lanzaban abucheos por quedarse sin Liguilla—, mientras sus compañeros se retiraban cabizbajos al vestidor.

El meta se quitó el jersey para rendir tributo con otra camiseta que tenía escudo del equipo dentro de un corazón y con la leyenda “Siempre. Puma desde la cuna”. La afición, donde se encontraba el hermano Marco Antonio “Pikolín” Palacios, respondió con “Goyas” al cantado adiós, un destino que también acecha al central paraguayo Darío Verón.

“Nos vamos apenados. No puedo decir qué jugadores saldrán porque depende de la directiva. De quien sí se busca suplente es de Pablo Barrera [que será baja seis meses por lesión]”, aclaró Palencia tras la cuarta caída local.

Y por si las dudas, el uruguayo Matías Britos hizo lo propio: “[Con Palacios] nos despedimos el uno al otro sin saber qué pasará, ojalá se quede, es frontal y trabajador”.

Con incertidumbre, Pumas corta filas con 18 puntos, luego de morirse de nada ante el peor equipo de la campaña, el Puebla, del entrenador José Cardozo, último y con 16 unidades.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS