CR7 deja la humildad de lado vs. Juventus

El símbolo madridista dice que el sábado lucharán por ser el mejor club de Europa
Gareth Bale (izq.) está recuperado, pero el DT del conjunto podría no utilizarlo desde el inicio. FOTO: PIERRE-PHILIPPE MARCOU. AFP
31/05/2017
00:30
Madrid
-A +A

El astro del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, mostró su perfil más ambicioso y aseguró que “demasiada humildad no es buena” para medirse el sábado, ante la Juventus, en la final de la Liga de Campeones.

“Demasiada humildad tampoco es buena. Tenemos que demostrar nuestro carácter y quién es el mejor. Son un excelente equipo, pero nosotros también. Tengo la sensación de que vamos a hacer un gran partido y ganaremos”, manifestó a la prensa en el Media Day organizado por el Madrid.

El portugués reconoció que son días de tensión. “El día del partido van a haber muchos nervios de todo el mundo. Ahora prefiero no pensar mucho en la final”, dijo.

Para CR7, el encuentro será una cuestión de efectividad. “La final se gana marcando goles. Nos tranquilizó mucho ganar la Liga y ahora tenemos una oportunidad única. Estamos en un momento extraordinario”, advirtió.

Los Merengues llegaron lanzados al final de la temporada y refrendaron su buen momento con las conquista de la Liga española, algo que para Ronaldo contribuyó a rebajar la carga emotiva.

Según el crack lusitano, la gestión de minutos del director técnico francés Zinedine Zidane fue clave en el buen rendimiento de los blancos y el gran estado físico del plantel.

“Todos los jugadores que han jugado esta temporada, han sido decisiones inteligentes del entrenador. Me siento mejor que en los últimos años. Espero ayudar al equipo con goles el sábado”.

Además, prometió a su afición que darán lo mejor en el último encuentro de la temporada. “Estamos muy contentos, es una alegría poder jugar una final. Nos vamos a dejar la piel, como cada partido de esta temporada”, concluyó la figura del Madrid.

Bale, listo para colaborar. Gareth Bale, extremo galés del Madrid, quitó presión a Zidane y aseguró que si es suplente en la final y el elegido para ser titular es Isco Alarcón, lo entenderá.

El británico dejó claro que está en condiciones de jugar y que su última lesión en el sóleo izquierdo ya es pasado, pero reconoció que no está al ciento por ciento para aguantar todo el partido.

“Me encuentro muy bien, sin problemas. Para mí han sido fantásticas las últimas semanas, pero al final pasará lo que decida el entrenador. Esta temporada ha sido difícil para mí por las lesiones y la operación de tobillo. Es difícil volver al nivel apropiado después, porque cualquier cirugía es difícil”, señaló.

“He estado trabajando duro para estar en forma las últimas semanas, aunque obviamente no estoy al 100% todavía. Si el entrenador piensa que puedo ser un problema, habrá que verlo. Si tengo que salir desde el banquillo, como revulsivo, lo haré”, añadió. Pero no oculta la emoción que siente por jugar una final en su ciudad natal.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS