Violencia estalla en Champions

Posponen duelo B. Dortmund vs. Mónaco por ataque a camión del club local; un jugador herido
Imagen del autobús de Borussia Dortmund, con vidrios rotos, tras una explosión mientras se dirigía al estadio para un partido de la Champions League, en Dortmund, Alemania (MARTIN MEISSNER. AP)
12/04/2017
00:35
Dortmund.
-A +A

Sí, el futbol experimentó miedo. Tres artefactos estallaron cerca del autobús del Borussia Dortmund, cuando éste se dirigía a un partido por la Liga de Campeones, y provocaron heridas al futbolista español Marc Bartra.

El jefe policial de Dortmund, Gregor Lange, dijo que no está claro todavía quién provocó las explosiones. Sin embargo, afirmó que —desde los primeros momentos de la investigación—, las autoridades dieron por un hecho que el club alemán fue blanco de un ataque.

Por su parte, la fiscal germana, Sandra Luecke, dijo en una conferencia de prensa que se halló una carta frente al hotel del que partía el autobús del club cuando sobrevinieron los estallidos. El autor de la carta “asume la responsabilidad por el acto”, dijo Luecke, quien se negó a revelar más detalles de la misiva, al explicar que la investigación está en curso. Los investigadores creen que las detonaciones fueron producto de “potentes artefactos explosivos” que estaban ocultos “en unos arbustos cerca del estacionamiento” del hotel.

Las explosiones ocurrieron unas dos horas antes del inicio del partido entre Dortmund y Mónaco, por los cuartos de final de la Champions League. El encuentro fue pospuesto para hoy. La policía “hace todo lo posible para proporcionar seguridad, y ése será el caso mañana [hoy] también”, afirmó Lange.

El vocero de la policía, Gunnar Wortmann, dijo que hubo “tres explosiones cerca del autobús del equipo cuando salía del hotel para ir al estadio”. Agregó que “un futbolista resultó herido dentro, y hubo daños a una ventana”. El hotel L’Arrivee está ubicado a las afueras de Dortmund, a unos 10 kilómetros del Signal Iduna Park.

El arquero suizo del Dortmund, Roman Buerki, relató que el autobús del equipo salía del hotel cuando se produjo una explosión, un “fuerte estallido” que hizo volar fragmentos de vidrio. Dijo al diario suizo Blick que estaba sentado en la parte posterior del vehículo, junto a Bartra, quien fue alcanzado por esquirlas de la ventana rota de atrás, añadió. Los jugadores se agacharon al temer por más explosiones.

“Todos estábamos asustados. Nadie estaba pensando en un partido de futbol en los minutos posteriores”, señaló Buerki.

Dentro del estadio, los seguidores del Mónaco corearon “¡Dortmund, Dortmund!” en muestra de solidaridad con el club alemán. Los residentes de la ciudad utilizaron las redes sociales para ofrecer hospedaje a seguidores del equipo francés. El club teutón también ofreció pagarles hoteles.

Lange anunció que las autoridades implementarán estrictas medidas de seguridad para el partido de hoy, aunque no hubo amenazas contra el estadio: “Estamos preparados para una gran operación mañana [hoy], y haremos todo lo humanamente posible para que todo termine bien”.

INFORMACIÓN RELACIONADA