Se encuentra usted aquí

Corrupción sigue a FIFA

La gente no cree que el organismo esté alejado de los malos manejos, según estudio
Gianni Infantino, presidente de la Federación Internacional de Futbol, no ha podido superar el mal momento (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
03/03/2017
00:47
Héctor Alfonso Morales
-A +A

[email protected]

Según un informe dado a conocer por Euromericas Sport Marketing, especializada en la industria deportiva, la FIFA desde la asunción del nuevo presidente, Gianni Infantino, no logró recuperar la confianza de sus patrocinadores y enfrenta un déficit de alrededor de 200 millones de dólares para este año solamente.

La mitad de las empresas que fueron auspiciantes, no tiene confianza en el organismo rector del deporte, la corrupción es la imagen que hoy transmite el ente, de acuerdo con Gerardo Molina, CEO de la agencia.

“El 69% de los 144 mil aficionados entrevistados de 75 países expresan que no tenían confianza en la FIFA, y no ven un horizonte de cambio en sus viejas estructuras”. dice el experto.

“No hay una idea clara para que los patrocinadores apuesten con sustentabilidad como en el pasado”, explica el profesor emérito en Marketing Deportivo y asesor internacional en la materia.

Los escándalos en torno de la corrupción de funcionarios en esta institución no han logrado ser revertidos hasta el momento.

El informe remarca la deserción de empresas que han dejado de ser socios comerciales de la FIFA. Hoy sólo cuenta con nueve empresas, de las cuales tres han puesto en duda su presencia en el Mundial de Rusia 2018.

Sólo una baja propoporción de empresas cree que el ente rector del balompié está luchando activamente contra la corrupción.

En contraposición, 72% de los patrocinadores expresó estar de acuerdo con el logotipo—insignia del próximo año, la Copa del Mundo que se celebrarán en Rusia.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, elegido hace un año para reemplazar al caído en desgracia, Joseph Blatter, dijo que el cuerpo ha tomado medidas para hacer a los funcionarios más responsables, pero los públicos de la industria deportiva no lo ven de esa manera y han manifestado sus dudas al interior del organismo.

“Hoy, la FIFA está aislada, sin poder económico y con un encubierto déficit, como nunca en su historia, esta situación parece que llegó para quedarse, si no se cambia el actual modelo de marketing deportivo por uno innovador, trasversal y coparticipativo”, concluye Molina.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS