Se encuentra usted aquí

Ni en sus sueños

Javier nunca imaginó ser el máximo referente anotador de la Selección
FOTOS. ARCHIVO. EL UNIVERSAL
26/03/2017
00:41
Édgar Luna Cruz
-A +A

[email protected]

Cuando Javier Hernández picó la pelota sobre Keylor Navas, pensó lo peor, pensó que se iría por encima de la portería, pero no, el destino ya tenía firmada la hazaña, y cuando cruzó la línea de gol, Javier dejó de ser el “Chicharito” y se convirtió en una leyenda.

Javier Hernández alcanzó a Jared Borgetti en 46 goles, ambos ahora son los máximos goleadores en la historia de la Selección Nacional Mayor, algo que el ariete surgido de las Chivas Rayadas del Guadalajara se fue imaginando poco a poco, conforme se acercaba a la marca.

“Es algo muy bonito, que me hizo emocionar mucho. No me lo imaginaba, cuando empezó todo esto no lo pensé, pero ahora ya se dio y fue de una forma muy bonita, anotándole a uno de mis mejores amigos en el futbol (Keylor Navas)”, dijo Hernández, en los pasillos del Estadio Azteca, escenario perfecto para su entrada a la historia del futbol nacional.

Para el “Chicharito” la noche fue redonda, porque además de que se igualó la marca, el equipo ganó, mostrando autoridad ante su principal rival, en este momento, en la Concacaf.

“Cuando el equipo gana es cuando los goles se festejan, cuando no, no valen. Se le ganó a un rival muy complicado, que vino a hacer su partido y eso nos tiene muy contentos. La afición se va feliz, ella nos exige que siempre ganemos y es la que manda. Ojalá califiquemos lo antes posible al Mundial, porque de esta forma haremos olvidar lo que sucedió en el proceso pasado, donde se sufrió demasiado”.

Cuando marcó el gol, todos sus recuerdos le vinieron rápidamente a la mente. El primer tanto con la Mayor, en aquel 2009, contra Bolivia, en aquel equipo dirigido por Javier Aguirre. Enseguida seguramente le apareció el tanto contra Francia en la Copa del Mundial de Sudáfrica 2010, hasta llegar a este.

A su anotación 46.

No sabía qué hacer cuando entró la pelota. “Fui a señalar el palco en donde estaba mi familia, mis abuelos, mis papás y luego quise que vinieran todos mis compañeros, y ojalá que estuvieran todos aquí, los que tuve desde la primera convocatoria con Javier hasta ahora, todos me han ayudado, y todo esto ha servido para que el equipo logre ganar algunos partidos, eso, repito, es lo más importante”, dijo por otra parte a ESPN.

Hernández le dio su lugar a Jared Borgetti como máximo referente goleador del Tri por los últimos años. “Cuando me hablaban de Jared siempre pensé en palabras mayores. Lo veía y lo veo como uno de los mejores de todos los tiempos Tuve la dicha de compartir vestidor con él, cuando jugamos juntos en Chivas. A pesar de que estuvimos poco tiempo de compañeros le aprendí demasiado, cómo moverse dentro del área, fuera de ella... Le estoy muy agradecido a Jared por todo lo que me enseñó y sobretodo porque es un gran ser humano. No lo puedo negar, el estar junto con él en ese marco, es algo que siempre voy a atesorar”, finalizó Hernández.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS