En Tigres reconocen su pésimo desempeño

Regios lamentan haber dado uno de los peores juegos en la final, pero también culpan labor del árbitro
06/08/2015
02:31
Daniel Blumrosen J. / Enviado
-A +A

[email protected]

Buenos Aires.— Recuerdan la actuación del árbitro uruguayo Darío Ubriaco y sus ojos se vuelven cristalinos, pero se encienden al reparar en todas las falencias demostradas en el partido más importante en la historia de la institución.

Los Tigres no buscan demasiados culpables por la derrota en el segundo capítulo de la final de la Copa Libertadores ante el River Plate (3-0), al menos no fuera de su propio camerino. Lo que les duele es el bajo nivel que tuvieron a la hora cero.

“Fue nuestro peor partido en el momento importante”, lamenta el atacante ecuatoriano Joffre Guerrón. “Esto nos debe servir de experiencia para hacerlo mejor, si se nos presenta otra oportunidad así”.

Aunque eso es lo que más les molesta. En menos de un mes debutarán en la Liga de Campeones de la Concacaf, por lo que están completamente descartados para jugar la Copa Libertadores 2016.

“No sabemos cuándo volveremos, pero si lo hacemos hay que corregir muchas cosas”, insiste Guerrón, quien no puede dejar a un lado que la actuación del silbante fue mala.

Anselmo Vendrechovski cumple un poco más con las formas, mas admite que fue “extraño” tener a tres defensas amonestados durante los primeros minutos, sobre todo porque Lucas Alario debió irse expulsado tras una fuerte patada sobre Guido Pizarro.

“Ustedes vieron el trabajo [del silbante], no hay más que decir”, subraya Juninho. “Nosotros también dejamos de hacer cosas”.

Y en momentos determinantes. Más allá de que ofrecieron resistencia durante gran parte de los 180 minutos ante los Millonarios, el capitán felino lamenta haber fallado en ambas áreas.

“El juego no era para que lo perdiéramos 3-0, fue más apretado”, asegura. “Nos duele porque creímos que teníamos posibilidades de ganar”.

El capitán reconoció que “nos desesperamos y nos cayó el tercero, pero me siento orgulloso de mi equipo”, aseguró. “Hoy, Tigres es mucho más reconocido internacionalmente y el pensamiento en Libertadores es siempre tratar muy bien a Tigres, levantar la cabeza y ahora debemos pelear el torneo [de Liga]”.

Insistió: “Hoy, Tigres, en todo América Latina, se le conoce. Se habla mucho y no se pudo. Hay que felicitar a River y levantar la cabeza. Ahora tener un buen viaje de regreso y luchar”.

Decepcionado, Joffre Guerrón, quien ingresó de relevo, comentó: “Hubiera querido estar de inicio, pero son decisiones del técnico y yo las respeto ahora y siempre. River Plate hizo un buen trabajo”, añadió.

“Hicimos bien las cosas durante buena parte, pero se cometieron errores importantes”, agrega el central Arturo Rivas. “Nos faltó mayor concentración... Y que el árbitro hiciera mejor su trabajo”.

Porque, en el balance final, les resulta imposible dejar a un lado instantes clave, como el penalti que supuestamente Javier Aquino le cometió a Carlos Sánchez.

“No era penalti”, sentencia el volante oaxaqueño. “Lamentablemente esas cosas pasan, pero sabíamos que era posible y no podemos lamentarnos”.

“Sabíamos que debíamos jugar contra todo, hasta el árbitro, por lo que no es excusa”, agrega Guerrón. “Cometimos errores que no debieron pasar”.

Los que les pudieron evitar burlas de la afición rojiblanca. Al salir del vestuario, varios jugadores las escucharon y el volante Guido Pizarro casi se lía a golpes con algunos aficionados.

“Tenemos que ser conscientes de lo que dejamos de hacer y no repetirlas”, aconseja el brasileño Rafael Sobis.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS