Chile no tiene miedo a Argentina y Messi

El equipo andino rechaza jugar de otra forma que no sea al ataque
Claudio Bravo, portero de la escuadra chilena y del Barcelona, explica a sus compañeros cómo deben marcar a Messi (IVÁN ALVARADO / REUTERS)
03/07/2015
06:28
-A +A

Santiago.— Chile eligió ayer a su capitán, Claudio Bravo, para lanzar un mensaje de firmeza y tranquilidad antes de jugar contra Argentina, el partido más importante de la historia del futbol andino, la final de la Copa América.

“Nosotros jamás tenemos miedo a ningún equipo”, dijo Bravo. “Sí tenemos el máximo respeto a todas las selecciones. La palabra miedo no la ha pronunciado ningún compañero”.

Chile juega en casa, en el estadio Nacional de Santiago, pero la historia es abrumadoramente favorable a Argentina, bicampeona mundial y 14 veces ganadora del torneo continental.

La Roja nunca ganó un título con la selección mayor. Sus mejores resultados fueron cuatro subcampeonatos en Copa América y un tercer puesto en el Mundial que el país organizó, en 1962. En los duelos directos, la estadística tampoco habla a favor de los chilenos, cuyo único triunfo en partido oficial ante Argentina fue en octubre de 2008 durante las clasificatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010, cuando Marcelo Bielsa dirigía el equipo.

No obstante, Bravo insistió en que tanto él como sus compañeros viven las horas previas al partido con “tranquilidad” y aseguró que el equipo no renunciará a su estilo de juego ofensivo, pese a enfrentarse a un combinado en el que juega Lionel Messi, cuatro veces ganador del Balón de Oro, y que en semifinales trituró a Paraguay 6-1.

“Si renunciamos a nuestra identidad sería regalar la final”, expresó el arquero del Barcelona. “Tenemos que hacer lo que hicimos en aquel partido de la clasificación [de 2008], que se vio a un Chile muy aguerrido, que quiere jugar de igual a igual contra cualquier selección. Tenemos una bonita posibilidad jugando en casa ante nuestro público”, agregó. “Así es como el equipo se siente más cómodo, no vamos a salir a jugar de otra forma. Sería regalar un partido que queremos ganar”, resaltó Bravo.

“Me preocuparía si estuviéramos todos metidos atrás, nos hicieran goles y no llegáramos a su arco”.

Para contrarrestar al astro argentino Lionel Messi, el arquero andino cree que su equipo debe hacer una defensa escalonada, sin una marca individual, porque Argentina no sólo tiene al crack del Barcelona.

“No es fácil [marcarlo], viendo la calidad de Leo, pero el fuerte de nuestro equipo es el grupo. No vamos a poner una marca que lo siga los 90 minutos, sino que cada uno tiene que hacer su papel para neutralizar a Leo”, argumentó. “Hay que ocuparnos de Argentina por completo. Argentina destacó por como rindió en grupo, no sólo en lo individual”, explicó el arquero del Barcelona, quien desmintió que Alexis Sánchez esté lesionado. Agencias

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS