La Máquina tiene dos atacantes más

Matías Vuoso y el paraguayo Jorge Benítez completan la delantera celeste
El ‘To ro’ Vuoso no había podido llegar al Cruz Azul por problemas que tenía con Atlas y Jaguares, sus equipos anteriores (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
28/07/2015
01:35
Daniel Blumrosen Juárez
-A +A

[email protected]

Fue un partido después, pero Sergio Bueno por fin tiene a los dos delanteros que pidió y tanta falta le hicieron el sábado contra el Morelia: Matías Vuoso y el paraguayo Jorge Benítez.

Tras un peculiar verano, caracterizado por su disputa con el Atlas y los Jaguares de Chiapas, clubes que le adeudaban cuatro y dos meses de salario, respectivamente, el ‘Toro’ resolvió la situación y llegó a un arreglo con el Cruz Azul. El vínculo es por un año.

Será el quinto club de la hoy llamada Liga MX para el argentino, naturalizado mexicano, quien volvió a las lujosas vitrinas con su actuación en la Copa América de Chile. Le hizo dos anotaciones a los locales y fue uno de los jugadores más destacados en el plantel dirigido por Miguel Herrera.

Suma 140 tantos en el torneo mexicano. Está empatado con Omar Bravo en el tercer sitio dentro de los futbolistas activos, sólo detrás de Alfredo Moreno (146) y Gabriel Rey (145).

Durante el más reciente año fue jugador de Bueno, con los Jaguares, por lo que siempre estuvo en su lista de peticiones. Participar con el Tricolor le dio la posibilidad de arreglarse después del Régimen de Transferencia. Llega como futbolista libre.

A diferencia de Benítez, quien proviene del Olympiakos de Grecia, con el que firmó 28 goles durante el más reciente año (todas las competencias).

Mientras Vuoso aportará presencia en el área y contundencia, el guaraní se caracteriza por su rapidez y facilidad para crear espacios.

Ambos fueron sometidos ayer a los exámenes médicos de rigor y, por la tarde firmaron su respectivo contrato. Debido al conocimiento y adaptación al balompié nacional, es mucho más probable que el ‘Toro’ sea tomado en cuenta para el juego del domingo contra el Guadalajara.

Más allá del esfuerzo realizado por Jerónimo Amione y el debutante Víctor Zúñiga ante los Monarcas, los Cementeros están concientes de que necesitan depredadores con calidad probada, tras la baja por lesión de Roque Santa Cruz y la salida de José Carlos Toffolo ‘Alemao’.

“Nos faltó contundencia. Tuvimos mucha llegada y no fuimos precisos”, subraya el volante Lucas Silva, otra de las contrataciones cementeras para este torneo. “El Morelia sí lo fue: tuvo tres llegadas y metió tres goles”.

Falencia que anhelan solventar lo antes posible. Durante el más reciente ciclo futbolístico, La Máquina hizo 30 goles en 34 partidos jugados, raquítica produción para un plantel armado con el objetivo de dar la vuelta olímpica.

“Nos faltó ser más certeros a la hora de la definición”, lamenta el portero José de Jesús Corona. “Durante los primeros minutos tuvimos tres o cuatro llegadas claras”.

“La gente que estaba lo hizo bien”, complementa Silva. “Hay que seguir trabajando en ese aspecto de la finalización, pero siempre será importante que lleguen refuerzos”.

Aunque sea tarde, como en esta ocasión. El Cruz Azul ha dejado ir los primeros tres puntos, pero ya tiene a los dos goleadores que buscaba.

No terminan los fichajes. Benítez es el cuarto extranjero de los Cementeros, junto a los argentinos Ariel Rojas y Fernando Belluschi, además del brasileño Fabio Santos, por lo que aún tienen disponible una plaza.

Bueno pretende ocuparla con un defensa central, porque en su plantel, sólo tiene —con gran experiencia— a Francisco Javier Rodríguez y Julio César Domínguez. Emanuel Loeschbor, Juan Carlos García y Omar Mendoza le demostraron no estar listos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS