Falla el cerrojo de ‘Tuca’, pero Tigres logra un gol

Inter golpea al conjunto regio, aunque con 1-0 en ‘El Volcán’ avanza
Rafael Sobis, ex del Inter de Porto Alegre, retiene el balón ante la marca de su ex compañero Geferson (EDISON VARA. REUTERS)
16/07/2015
01:31
-A +A

Porto Alegre.— Ese cabezazo de Hugo Ayala que se anidó en las redes del Internacional es la esperanza a la que se aferran los Tigres para acceder a la final de la Copa Libertadores.

Anoche, el plantel de los 54 millones de dólares no pudo rescatar el empate y terminó por caer 2-1 en Brasil. Ese gol de visita le permite a los mexicanos avanzar a la disputa del título ante River Plate de Argentina o Guaraní de Paraguay con el 1-0 en casa.

Partido que se le terminó por complicar a los felinos del norte por la expulsión por doble amarilla del propio Ayala. Una circunstancia que le impidió a los mexicanos ir por un empate que pudo ser fundamental para sus aspiraciones en el torneo.

El Internacional domó a Tigres en el comienzo del partido. El equipo de Ricardo Ferretti, siempre defensivo, se mostró nervioso y en 10 minutos se vio con una desventaja de dos goles. Dos puñetazos recibidos al inicio del duelo.

Primero, una mala entrega de Egidio Arévalo en el primer cuarto de la cancha, le permitió a Andrés D’Alessandro robar la pelota y meter un cañonazo cruzado, imposible para el portero Nahuel Guzmán.

Eran cinco minutos y el cerrojo del ‘Tuca’ ya estaba roto.

Los de Porto Alegre no renunciaron al ataque. Se mostraban hambrientos, con ganas de finiquitar el encuentro desde la ida y con el apoyo de su fanaticada vuelta loca por la apertura temprana del marcador.

Un disparo desde el borde izquierdo del área pegó en la pierna de Ayala. El balón hizo una parábola que el meta de los regios apenas vio como se incrustaba en su portería.

El 2-0 a los 10 minutos de acción auguraba lo peor para Tigres. El riesgo de una goleada y que la serie de semifinal quedara sentenciada en los primeros 90 minutos de la contienda.

Sin embargo, tras ese par de cachetadas, los felinos reaccionaron. Vino un servicio de Rafael Sobis, que Hugo Ayala convirtió en gol.

André Pierra Gignac, en su debut, mostró destellos de crack. En una jugada, cerca del final de la primera mitad, hizo un túnel y disparó a primer poste, donde el portero del Internacional atajó. Luego, un penalti que no se señaló por falta a Javier Aquino impidió al club regio alcanzar la igualada.

Al verse con 10, los universitarios aguantaron hasta el final. Un 2-1 que es una derrota, pero con ese gol de visitante que les da esperanza para lograr la vuelta a la eliminatoria en ‘El Volcán’ y soñar con el título. Agencias

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS