Neymar abandona a la verdeamarela

Brasil no apeló la sanción y el delantero ofrece disculpas para dejar Chile y no distraer a su selección
23/06/2015
04:00
Agencias
Santiago de Chile
-A +A

Santiago de Chile.— Neymar dejó este lunes la concentración de la selección brasileña para la Copa América debido a su sanción y declaró que le “mataría por dentro” continuar con sus compañeros sabiendo que no iba a poder jugar por la sanción.

“Quedarme aquí sólo entrenando es matarme por dentro sin alegría ninguna”, comentó Neymar en un mensaje en su cuenta de Instagram.

El delantero del Barcelona consideró que entrenarse sin poder jugar una competición puede llevarle a una “lesión accidental” y agregó que su permanencia podría ser perjudicial para sus compañeros al ser un foco de distracción del “objetivo principal de la selección”.

Neymar dejó el hotel Sheraton, donde la selección brasileña está hospedada en Santiago, y tiene previsto regresar a Sao Paulo para reunirse con su familia.

La marcha de Neymar fue decidida la noche del domingo, después del partido Brasil-Venezuela, en una reunión del capitán con la comisión técnica.

La Confederación Brasileña de Futbol (CBF) anunció en la madrugada de este lunes que acataría la sanción de cuatro partidos impuesta al delantero, por lo que rechazó presentar una apelación.

Al anunciar el acatamiento de la sanción, la comisión técnica de Brasil y Neymar afirmaron que “esperan que el mismo rigor con el que la Commebol” sancionó al delantero se aplique “en todas las competiciones” organizadas por la Confederación Sudamericana de Futbol.

El seleccionador brasileño, Dunga, le había dado libertad a Neymar para decidir si permanecía concentrado con la selección brasileña o si se marchaba de Chile para irse de vacaciones.

El delantero fue sancionado por la gresca que ocurrió el pasado miércoles, después del partido Brasil-Colombia, jugado en el estadio Monumental de Santiago.

Según el acta arbitral, Neymar insultó al árbitro chileno Enrique Osses, además de haberle dado un pelotazo a Pablo Armero al acabar el partido que ganó Colombia por 1-0.

El astro pidió perdón a su selección por haberse visto envuelto en la penosa disputa ante su similar de Colombia.

“Pido perdón a mis compañeros, por haberme metido en esta situación, pero estoy seguro que es salgo con un aprendizaje en mi carrera” , expresó el ariete del Barcelona, en una de sus redes sociales.

Neymar, de 23 años, refirió que en ningún momento evadió su compromiso con el hecho de ser un líder, al argumentar su entereza en cada partido, en la búsqueda de triunfos para la verdeamarela.

“Nunca me escapé de mi responsabilidad de ser uno de los líderes del grupo, como capitán siempre me he entregado en busca de las victorias y he tomado decisiones, sean erradas o ciertas, y este es un momento de decisión”.

Asimismo, destacó que estar en la concentración de su selección traería resultados contraproducentes para él, al indicar que en ningún momento dejará de apoyar a su representativo, sin importar dónde se encuentre. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS