12

Caixinha: jugador mexicano no piensa

El DT campeón revela que los futbolistas tricolores están cómodos y no luchan por mejorar
Viven en una zona de confort. Imago7
02/06/2015
00:45
Querétaro, Qro.
Daniel Blumrosen Juárez/Enviado
-A +A

[email protected]

Parado en el centro del campo, durante sus primeros entrenamientos con el Santos Laguna, Pedro Caixinha dimensionó lo difícil que le sería alcanzar el título en la hoy llamada Liga MX. ¿La razón? Su método de trabajo obliga al futbolista a pensar y, según opina, la mayoría de los jugadores mexicanos no lo hacen.

Así es que no le sorprende haber tardado dos años y medio para llegar a la cúspide. Discípulo de José Mourinho en teoría y discurso, el portugués considera que echar a andar la mente de los Guerreros fue clave para coronarse en el Torneo Clausura 2015.

“Dentro del futbol hay cuatro factores de rendimiento: físico, sicológico, técnico y táctico. Este juego deportivo colectivo es inminentemente táctico”, describe el estratega. “Todo lo que haces tiene que ver con los principios del juego, los cuales están en los momentos que existen durante el partido, como la transición ofensiva y cuando debes defender, que es lo que tú quieres para que el equipo tenga una identidad”.

“Eso es lo difícil, porque te cuesta mucho trabajo pensar y la mayoría de los jugadores mexicanos no están acostumbrados a pensar. En el futbol debes hacerlo, porque es un juego de decisiones. Nuestra metodología se trata de que constantemente estén pensando. En este torneo tuvimos como 120 unidades de entrenamiento y nunca repetimos un ejercicio... Por eso pasamos 12 horas diarias en el club y es lo que nos hace diferentes”.

Primer director técnico europeo que levanta el trofeo del balompié nacional en 34 años. No sucedía desde la temporada 1980-81, cuando el yugoslavo Bora Milutinovic coronó a los Pumas frente al Cruz Azul.

Su estilo dentro y fuera del campo se sale del ‘script’, sobre todo cuando denuncia. Ya ubicado dentro de la bóveda celestial, el ex forcado asegura que esa debilidad mental también evita que haya más jugadores de este país en clubes europeos.

“Cuando llegué al futbol mexicano, no conocía algo”, admite. “Tiene a buenísimos jugadores, es muy intenso, dinámico, abierto y me da mucha pena la zona de confort del futbolista mexicano, porque no quiere salir, no quiere ir más allá, no tiene ganas de trascender, porque —siendo un país futbolero, espectacular en términos de afición— debería cambiar un poco la mentalidad para trascender, ir más allá y no ser la nación de la Concacaf con menos jugadores en Europa. Eso es lo que puede hacer la diferencia en el futuro”. Anhela verlo, aunque sea a distancia, porque una de sus metas es dar otra vuelta olímpica, pero en el viejo continente.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS