Tuzos "madruga" a Gallos Blancos

El aroma a finalista se esparce en la 'Bella Airosa' ante el caos queretano
Miguel Herrera, defensa del Pachuca (izq.), controló a la perfección los avances ofensivos de Emanuel Villa (ELIZABETH FUENTES / JAM MEDIA)
22/05/2015
05:23
Héctor Alfonso Morales
-A +A

[email protected]

Pachuca.— Del estadio Hidalgo se desprende el aroma a finalista. Olor que le pertenece a los Tuzos, quienes destruyen al Querétaro 2-0 en la ida de las semifinales. Vítores y alegría en el seno albiazul. Diego Alonso abraza a los suyos. Pachuca se aferra a seguir la Fiesta Grande, mientras el ‘Rey Midas’ queda confinado a la tristeza y a un conflicto con Ronaldinho.

Pachuca se regodea en su cancha. Somete a los Gallos Blancos con la velocidad como su principal arma y con el aprovechamiento de cada pifia que se encuentra. Rápido encuentra la ventaja para perfilarse rumbo a la serie final por el título del Clausura 2015.

Para quedar marginados, los hidalguenses tendrían que perder por idéntico marcador en La Corregidora. En caso de que marquen, los ayer foráneos deberían hacer cuatro tantos.

Germán Cano comienza con el desarmado de club negro y azul. Con un remate a quemarropa quiebra todo intento de Víctor Manuel Vucetich de cerrar el partido y mantener el empate a cero. El argentino culmina una jugada que comienza con la destreza para quitarse a Rodolfo Pizarro y la diagonal atrasada de Rodrigo Salinas (8’).

Querétaro se mantiene sin hilvanar jugadas atrevidas que insinúen peligro. Se le olvida cómo atacar. Ni con Ronaldinho y Sinha juntos como titulares arma ataques que preocupen a Óscar Pérez. Y cuando lo intentan viene el segundo del Pachuca.

En un tiro de esquina, táctica fija trabajada, el pachuqueño Salinas remata a primer poste. Un cabezazo débil, con dirección, pero que George Corral, defensor queretano, es incapaz de despejar. En cambio lo empuja a su arco ante un nervioso Tiago Volpi (39’).

Ante la debacle, frustración en el Querétaro. El equipo del ‘Rey Midas’ se desmorona. Los Gallos Blancos agonizan ante el vértigo que le imprime el Pachuca al juego. Ninguno de los futbolistas visitantes alcanza a sus contrincantes. El balón se pasea del lado tuzo con agrado, punzada y peligro.

La estancia de Ronaldinho en México parece que llegará a su fin. La ruptura entre el ex astro brasileño y Vucetich se hace cada vez más evidente. El entrenador emplumado decide relevar a su mágico pupilo, ante la circunstancia de quedarse con 10 elementos por la expulsión de Ricardo Osorio al 40’.

A ‘Dinho’ no le gusta salir a segundos de que finalice la primera mitad. Ni siquiera se dirige a la banca para desearle suerte a Miguel Martínez, quien ingresa por él. Simplemente, el hombre que cobra dos millones de dólares al año se enfila a los vestidores del estadio Hidalgo. Descarta, con ese gesto, acompañar a sus compañeros a ver el resto del juego.

‘Vuce’ luce sereno ante la rabieta. Se muestra firme en su decisión, pues no se tienta el corazón ni tiene misericordia de su pupilo. Piensa en el funcionamiento de su equipo antes de cualquier individualidad por más que se llame Ronaldinho.

En el seno queretano ha trascendido que ‘Midas’ ha puesto sobre la mesa su partida si se queda el popular atacante. Esa relación ha desatado un ciclón en el gallinero.

Así Pachuca saca una ventaja de 2-0 sin conceder gol de visitante. Sus jugadores alzan los brazos, se abrazan y se sienten cerquísima de la final. A Ronaldinho y el Querétaro parece que la fiesta se les acabó anoche.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal