Se encuentra usted aquí

Amantes de la vida opulenta

Los millones de dólares que ganan algunos púgiles les permiten darse lujos
“Canelo” Álvarez es fanático de los automóviles deportivos (TWITTER)
04/05/2017
00:33
Sebastián García Méndez
-A +A

[email protected]

La vida del boxeador fuera del ring se ha caracterizado por ser ostentosa. Durante años, el boxeo se ha encargado de dar a ‘manos llenas’ a los peleadores. Las grandes cantidades de dinero que se embolsan en cada combate alcanzan niveles estratosféricos que ‘obligan’ a los púgiles a llenarse de lujos.

Julio César Chávez Jr. y Saúl “Canelo” Álvarez no son la excepción; ambos peleadores se han encargado de presumir a lo largo de su carrera la vida llena de excesos que mantienen.

Coches, viajes, ropa, dólares y hasta animales, se han convertido en el pan de cada día para los púgiles que se verán las caras este 6 de mayo en Las Vegas.

A través de sus redes sociales, el “Hijo de la Leyenda” y el jalisciense han mostrado las riquezas que obtuvieron con base en el deporte de los puños. En diciembre de 2016, “Canelo” Álvarez publicó en su cuenta de Instagram una foto con seis autos deportivos último modelo.

“Otra parte de mí, no me gusta presumir, pero esto me lo he ganado a base de chingadazos. Y hay más, pero sólo eso con todo respeto. Vamos por más”, escribió el púgil tapatío en su foto con los vehículos.

Por su parte, Chávez Junior no se ha quedado atrás y el pasado mes de febrero publicó una foto en la que aparecía con varios fajos de billetes en su oreja, haciendo alusión a un celular con el que llamaba a Floyd Mayweather Jr.

“Ok, Mayweather, sí lo voy a KO a ‘Canelo’, si no me dan empate como a ti. El dinero es de mentira para los que no les gusta . No tengo dinero”, publicó el Junior en su foto de Instagram.

Entre muchas otras, Julio Cesár Chávez Jr. ha publicado fotos en el estadio Caliente apoyando a los Xoloitzcuintles de Tijuana, mientras Saúl Álvarez se ha distinguido por pasar ratos libres con sus caballos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS