Chávez Junior ¿esquina errónea?

Nacho Beristáin fue uno de los principales detractores de "Julito". Hoy será su entrenador
Foto: Imago7
07/02/2017
00:15
Redacción
Ciudad de México
-A +A

Tras los rechazos de Freddie Roach y Robert García, a Julio César Chávez Carrasco se le ocurrió un candidato, digamos, original, para entrenador rumbo a su pelea del 6 de mayo ante Saúl Álvarez. Se trata de Nacho Beristáin. El mismo que impone mano dura a sus pupilos allá en el gimnasio Romanza de la Granjas México. Y quien en diciembre pasado opinó que “’Canelo’ se va a comer a Julio”, en una entrevista con ESPN. Pues resulta que el experimentado mánager, quien tiene poca paciencia para la indisciplina, aceptó el reto. Parece un despropósito, porque don Nacho no le va a tolerar cambios de horario o permisos. Sin embargo, de las ideas más extrañas surgen a veces triunfos insospechados. Habrá que ver si don Nacho piensa lo mismo tras firmar el jugoso cheque.

Monarcas, decisión importante

En cuanto se enteraron que Pablo Marini estaba fuera de la institución, varios promotores se han acercado a la directiva del Morelia para ofrecerle “al bueno”, al “hombre que los salvará del descenso”. Los hombres que toman las decisiones en los Monarcas llevan las cosas con calma, pero es cierto que han recibido varias propuestas. Guillermo Vázquez, a quien buscaron antes de que comenzara el torneo y no le llegaron al precio, es —otra vez—, la opción principal, pero también están en carrera Rubén Omar Romano, Tomás Boy y Luis Fernando Tena. Es una decisión que podría significar permanecer o irse al infierno llamado Liga de Ascenso. Actualmente Morelia ocupa el último lugar de los cocientes y el domingo visita a Jaguares, rival directo por la permanencia.

Tigres ¿Por qué se va de LMB?

¿Por qué se van los Tigres de Quintana Roo de la Liga Mexicana de Beisbol? Lo que se sabe desde hace meses es que tienen diferencias con la regla de peloteros de doble nacionalidad, pero lo cierto es que, ante la falta de recursos que le daba el gobierno de Quintana Roo, la directiva no tiene cómo sufragar la nómina ni la manutención del estadio Beto Ávila. Los Tigres se acostumbraron a que el gobierno de aquella entidad se hiciera cargo casi de todos los gastos, incluyendo el salario de algunas estrellas. Se va la “novena que nació campeona”, pero habrá que esperar cómo queda la Liga tras la asamblea del 17 de febrero, quizá se arreglen las cosas. O se diga adiós oficialmente a un equipo con mucha tradición.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS