De la Rosa se perdería el Clásico

Su asistencia depende de que los Diamondbacks den autorización
Arizona firmó al mexicano por un contrato de ligas menores; si se queda en el equipo cobrará 2.2 mdd (DIAMONDBACKS)
24/02/2017
00:33
Ariel Velázquez / Enviado
-A +A

[email protected]

A pesar de que está ante a su última oportunidad de jugar un Clásico Mundial de Beisbol, el lanzador zurdo Jorge de La Rosa no tiene la decisión en sus manos.

Su nuevo equipo, los Diamondbacks de Arizona, le extendieron un contrato de ligas menores sin lugar garantizado para la Gran Carpa, que amenaza seriamente su participación en Guadalajara.

Cerca de cumplir 36 años de edad, el regiomontano tiene la ilusión de vestir la franela tricolor. Su más reciente participación fue en el Clásico de 2006.

“Me encantaría representar a México. Yo creo que es mi última oportunidad de jugar un Clásico, pero no está en mis manos sino en la de los Diamondbacks y yo voy hacer lo que ellos me digan”, declaró De la Rosa vía telefónica a EL UNIVERSAL.

La novena de Arizona firmó al pitcher mexicano con un contrato de ligas menores. Si logra quedarse en el roster de 27 hombres cobrará 2 millones 200 mil dólares. El acuerdo contiene incentivos de relevista por 600 mil dólares y hasta un millón, si forma parte de la rotación.

De la Rosa arribó hace tres días a Scottsdale, ciudad donde Arizona tiene su complejo de entrenamiento en Spring Training. La gerencia de los D-backs aún no decide si el zurdo juega con México, pero todo apunta a la negativa.

“No he hablado con los entrenadores. Apenas estoy en mis primeros días de práctica, pero ellos quieren verme el mayor tiempo posible para evaluar la forma en que estoy”, dijo el ex Rockie de Colorado.

La temporada pasada, De la Rosa tuvo 24 aperturas, la menor cantidad de los últimos tres años. El
mexicano entiende que su labor
como inicialista terminó y apuesta
a formar parte del bullpen de los Diamondbacks, al igual que del de la selección mexicana, si obtiene el permiso para lanzar.

“Yo llegué a Arizona a pelear por un puesto de bullpen. Yo sé que todavía puedo abrir algunos juegos, pero ya he tirado muchos innings. Ya tengo muchos juegos en mi carrera y lo que quiero ahora es tratar de ayudar en el bullpen”.

El serpentinero debutó en Grandes Ligas en 2004. Acumula 101 victorias, 86 con los Rockies, donde estableció récord de franquicia.

Jorge militó nueve temporadas con los Rockies. Decidió ir con los Diamondbacks porque juegan en Phoenix, ciudad donde vive con
su familia.

“Me llegaron varias opciones para jugar esta campaña. Algunas de ellas eran con contrato garantizado, pero decidí estar con los Diamondbaks porque conozco el equipo, sé el talento que tiene y además es la ciudad donde paso el mayor tiempo con mi familia”.

El veterano fue tomado por Arizona en inicios de su carrera aunque finalmente debutó con los Brewers de Milwaukee.

“Arizona es el equipo en el que comencé mi carrera. Había varias ofertas que tenía y rechacé algunas muy buenas por estar aquí”.

Jorge descartó que el no tener un sitio garantizado le genere alguna presión, pues sus 13 temporadas lo avalan como un elemento experimentado. El mexicano ha obtenido 76 millones de dólares lanzando en las Mayores.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS