Gastelum admite que "perdió piso"

Kelvin se sintió campeón antes de tiempo y una derrota lo volvió a la realidad
13/06/2015
04:25
-A +A

Con 10 victorias consecutivas, la mayoría con un desenlace espectacular que lo llevaron a pertenecer a la élite de la categoría welter de la UFC, Kelvin Gastelum (10-1, 7 KO), reconoce que comenzó a sentirse campeón sin serlo, por lo que el descalabro que sufrió en enero pasado con Tyron Woodley más que ensuciarle su récord, fue un preciso recordatorio de que hasta ahora no ha ganado nada.

Ahora en los pesos medianos, Gastelum choca con el experimentado Nate Marquardt (33-14-2, 25 KO), al que buscará derrotar por la vía corta, para tener una oportunidad de regresar a a la división de los welter y, ahora sí, convertirse en campeón.

“Yo cometí varios errores contra Woodley. Tenía muchos fantasmas en la cabeza, además de que no cuidé mi alimentación. Para esta pelea comencé a trabajar con un nutriólogo, quien me acompañó dándome lo mejor para mi cuerpo y estoy en una buena condición. Quiero que la gente de México y del mundo me vuelva a ver ganar”, externó Gastelum, quien nació en Estados Unidos pero las raíces de su familia son sonorenses.

Y es que en enero pasado para el combate contra Tyron Woodley, Kelvin llegó 10 libras arriba de las 170 pactadas para peso welter, por lo que fue multado con el 30% de su bolsa, además de que el presidente de la UFC, Dana White, decidió subirlo a la categoría de los medianos, pues reincidió en su falta de cuidado con la alimentación.

“Creo que con una preparación como la que tuve ahora, con un buen trabajo de dieta, puedo llegar a estar otra vez en welter que es donde yo me siento fuerte y con más capacidades para ser campeón”.

Gastelum, quien es hasta el momento el más joven ganador del ‘reality show’ The Ultimate Fighter, funge como coach de la segunda temporada de TUF Latinoamérica, un programa que se transmite por televisión en el que impulsa el talento de los jóvenes, a quienes entrena, para alimentar a la UFC de más sangre hispana.

“Yo como coach quiero enseñarle a los chicos que los sueños de estar en UFC se pueden lograr, pero que todo es gracias a la disciplina y dedicación, por ello también quiero ganar y que me vean como un buen ejemplo”, dijo.

En noviembre del año pasado, en la primera visita de UFC a nuestro país, Kelvin se llevó el aplauso y reconocimiento de los aficionados al doblegar por sumisión a Jake Ellenberger, en lo que fue una demostración de las capacidades que tienen el peleador de sangre mexicana. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS