Águilas trepa a lo más alto y amarra Liguilla

América amanece en el primer sitio; espera lo que hagan Tigres y Chivas esta tarde
Darío Benedetto consiguió el tanto del empate y el conjunto de Gustavo Matosas comienza a disipar las dudas de su accionar en la recta decisiva (ALEJANDRA SUÁREZ / IMAGO7)
10/05/2015
05:00
-A +A

Guadalajara.— El feo baile de Paul Aguilar en el festejo resultó dulce para el americanismo. Ese movimiento de cuerpo del lateral, cual si fuera gallina, cuando hizo el 2-1 sobre Atlas, encumbró a las Águilas en el liderato.

Así amanece el ‘Ame’. La primera posición le pertenece, aunque queda a expensas de lo que hagan los Tigres en Toluca y el Guadalajara cuando le haga los honores al sotanero Morelia.

Todo es alegría en el bando amarillo. Los cuestionamientos poco a poco se disipan, porque parece que el proyecto de Gustavo Matosas comienza a tomar forma, justo en el momento en que los tiempos de definiciones de los títulos aparecen.

Con 29 puntos, los de Coapa garantizan que quedarán entre los cuatro primeros lugares de la Fiesta Grande del Clausura 2015.

Sólo perdería el primer lugar del torneo si Tigres empata este mediodía en el Nemesio Díez. En caso de que no suceda la sumatoria felina, Chivas también podría desplazar a los azulcremas de la posición de privilegio.

América incluso podría quedar tercer en caso de que el Rebaño Sagrado venza esta tarde a Monarcas y los norteños igualen o ganen en el Infierno.

Primer tiempo intenso, pero improductivo en el estadio Jalisco. Las imprecisiones fueron la constante debido al ímpetu de los dos equipos por buscar la victoria. El duelo poco a poco empezó a neutralizarse.

Hubo llegadas de atlistas y americanistas, pero nada que pudiera brindar un poco más de espectáculo a unos 45 minutos iniciales que dejaron una deuda con el espectador, que comenzaba a desesperarse con el 0-0.

El descanso sirvió como preámbulo para un mejor partido. El complemento trajo consigo las emociones y los siempre anhelados goles.

Una mala salida de Moisés Muñoz le permitió a los Rojinegros irse al frente en el marcador.

Daniel Álvarez aprovechó que el meta águila dudó en si ir o no por el esférico cuando un trazo largo que iba sobre el borde del área se hizo bueno. Moi terminó por entregarse y el futbolista rojinegro abrió el marcador (61’).

El nerviosismo americanista era evidente. Se les notaban a los capitalinos las ansias de poder entrar a la Liguilla con un resultado positivo que calmara las aguas en Coapa.

En poco tiempo, el despertar emplumado llegó.

Darío Bendetto marcó un tanto vital para los amarillos al minuto 63. Un testarazo que dejó sin oportunidad a Federico Vilar hizo explotar al Jalisco, que registró una presencia importante de seguidores del campéón.

Como Muñoz en el gol del Atlas, el portero de los tapatíos también salió de vacaciones para perder las opciones de una atajada.

Apenas 120 segundos después del primer festejo americanista llegó el segundo. Paul Aguilar aprovechó una serie de rebotes en el área para marcar la diferencia final (65’).

Fue el segundo tanto del seleccionado nacional en suelo tapatío en lo que va del torneo.

Como lo hizo en el Omnilife, durante el Clásico Nacional, Aguilar realizó un baile poco estético, pero que inunda de alegría a sus fieles.

América estará presente en la Liguilla para buscar el bicampeonato. Amanece como líder y recibirá el duelo de vuelta en su cancha, ante su gente.

Habrá que ver quién puede arrebatarle el sueño del bicampeonato.

Gustavo Matosas esbozó una sonrisa burlona, llena de satisfacción como si así dejara claro que sacudió todas las críticas en su contra. Redacción

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS