¿El futuro de la moda es… sustentable?

Cada vez más firmas ponen más atención en problemáticas ambientales y han creado nuevas vías de desarrollo sustentable
cortesía
06/04/2017
14:57
Emiliano Villalba
-A +A

Imaginar a la industria de la moda 100% sustentable era casi imposible hace un par de décadas. Sin embargo, en pleno siglo XXI, la moda sustentable aún es, para la mayoría, un misterio. ¿En qué consiste? ¿Por qué es sustentable? A continuación, trataré de responder esta y otras dudas acerca del tema.

La moda green o el eco-fashion es una forma de consumo consciente de ropa y productos en la industria de la moda. Generalmente, este concepto puede vincular algunas otras ramas del diseño como la arquitectura y la fabricación de objetos para la vida cotidiana. La moda sustentable es, por demás, algo que va más allá de usar materiales reciclados y cuero vegano; se trata de constituir una conducta distinta al consumo de moda.

Como bien sabemos, la moda necesita de un consumo masivo para existir; no obstante esto, los recientes hechos culturales sobre el mejoramiento del planeta han permeado hasta la moda. La primer prueba de esto sucedió con algunas campañas de Greenpeace que pedían a grupos productores de fast-fashion (prendas de bajo costo con una duración menor a tres meses) que explicaran la fabricación de las piezas, a su vez que demandaban que cambiaran elementos químicos de su producción debido a la gran contaminación de agua y suelo. Gracias a esto, hoy varias marcas como Levi's y H&M poseen una línea green o conscious.

Este tipo de problemáticas son parte de la moda consciente. Otros aspectos que tiene que ver con este tópico es la forma del trato a los empleados de una maquila, el consumo local para generar una estabilidad económica, el uso de la ropa de segunda mano y del vintage, el reciclaje de textiles para darles una segunda vida, el mejoramiento y la capacitación del personal de las marcas, etc.

La manufactura de la moda sustentable es extensa; se fabrican nuevos textiles a partir de plástico, llantas de automóviles (como la colaboración de Ford con diseñadores provenientes de Hong Kong), y partir de bacterias. Se crean nuevas siluetas, nuevos materiales de producción y todo para una causa en común: mantener el planeta en buen estado. Pensar en la moda ecológica no tiene por qué ser algo extraño, sino todo lo contrario: las grandes empresas apenas se están dando cuenta de las múltiples posibilidades de creación a partir de novedosas técnicas y alternativas que involucran el desarrollo de prácticas que protejan al medio ambiente.

Este 2017, la compañía Pantone lanzó su color anual, el cual, sin tomarlo por sorpresa, resultó ser Greenery, un tono verde que simboliza la naturaleza, lo sustentable y lo ecológico. ¿Qué representa esto? Sin duda, el mundo ahora se rige por tendencias, mismas que delimitan y fabrican un tipo de realidad social. Lo que veremos este año es el triunfo de la naturaleza.

Es extraño pensar que hasta esta década y este año la humanidad se vea, de cierta forma, preocupada por su entorno. Sin embargo, este tipo de acciones reaccionan no a un requerimiento específico de un público, sino más bien de un hecho que sucede: los cambios climáticos, la sobre-población, la enorme contaminación, etc. es decir, se está llegando a un punto en el cual la contaminación es tanta que entonces se necesiten estos productos culturales para recordarnos que si no se hace algo ahora, próximamente habrá graves consecuencias.  

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS