INAH pide respetar imagen de Reforma

03/04/2017
00:22
Abida Ventura
-A +A

La ruta de la Línea 7 del Metrobús, que irá de Indios Verdes a Santa Fe, pasará por al menos tres zonas de monumentos históricos, por lo que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha hecho al gobierno de la ciudad de México una serie de recomendaciones y solicitado modificaciones al proyecto.

Una de las principales zonas que hay que proteger, explica Arturo Balandrano, titular de la Coordinación de Monumentos Históricos del INAH, es avenida Reforma en el tramo que va de Circuito Interior a Bucareli, donde se ubican 36 esculturas dedicadas a personajes ilustres alternadas por jarrones de bronce. En ese tramo el INAH tiene catalogados 20 bancas y tres conjuntos escultóricos: la glorieta a Colón, la de Cuauhtémoc y el Ángel de la Independencia. Por eso, dice, una de las peticiones al gobierno de la ciudad es que se respete la imagen urbana de esa avenida histórica. Las estaciones se colocarán en sitios que no afecten estos monumentos y deberán ser lo más sobrias posibles y transparentes, comenta.

Además, se pidió que no se utilice maquinaria pesada para la adaptación del carril en ese tramo, porque las vibraciones pueden afectar las esculturas y sus pedestales. “Se van a tardar más, pero es por el bien de los monumentos”, señala.

Se propuso al gobierno destinar parte del presupuesto para la construcción del Metrobús a la limpieza de esculturas y jarrones que están a lo largo de la avenida, los cuales presentan deterioro y huellas de vandalismo debido a las marchas. “Los monumentos tienen marcas de vandalismo, pintura, grafiti y estamos pidiendo un esfuerzo para restaurar y poner en valor todos los elementos históricos”, dice. Pero, hasta ahora no hay un proyecto de restauración definido.

Añade que otra de las sugerencias en torno del proyecto es que en lugar de colocar grandes carteles publicitarios en los escaparates de las estaciones, se coloquen fotografías históricas de avenida Reforma, patrocinadas por empresas. “Les pedimos que hagan esto en la zona histórica de Reforma por la importancia que tiene el paisaje urbano en esta avenida”.

Otra zona de monumentos históricos que podría ser alterada por el Metrobús es la que abarca el Bosque de Chapultepec, donde el INAH ha pedido conservar la imagen urbana y que evitar la tala de árboles; y la tercera es la Calzada de los Misterios, donde emprenderán un proyecto de rehabilitación. El Instituto también supervisa obras en un tramo de la Lagunilla, que es parte del perímetro de conservación del Centro Histórico. Ahí, dice, “les dimos autorización para que cambiaran el pavimento y lo hicieron acompañados de arqueólogos que supervisaron la excavación, ya que se trata de una zona con alta presunción de vestigios arqueológicos”. Se hallaron solo piezas de barro, vidrio, y una bala de una batalla.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS