Irak recupera y expone reliquias robadas por EI

Se trata de casi 500 piezas recobradas por el ejército de Estados Unidos
Monedas antiguas, sellos reales y brazaletes fueron algunas de las piezas recuperadas y que ya se encuentran en el Museo Nacional de Bagdad. (FOTO: AP)
15/07/2015
12:19
AP
BAGDAD
-A +A

El Museo Nacional de Bagdad puso en exhibición el miércoles casi 500 artefactos que fueron rescatados por comandos del ejército estadounidense durante un reciente operativo en Siria contra el grupo extremista Estado Islámico.

Muchos de los artefactos, entre ellos monedas antiguas y sellos reales usados por reyes de la antigua ciudad asiria de Nimrud, desaparecieron en diferentes momentos desde el 2003, cuando Irak fue invadido por Estados Unidos. Se desconoce de qué manera fueron a parar en manos de los extremistas del Estado Islámico, que tiene en su poder un tercio del territorio de Irak y Siria.

Comandos de las Fuerzas Especiales recuperaron los objetos en mayo tras matar a Abu Sayyaf, un hombre que según Estados Unidos encabezaba las operaciones petroleras del grupo Estado Islámico.

"La lista de las atrocidades cometidas por Daesh es larga e incluye el robo y tráfico de su cultura y herencia", dijo Stuart Jones, embajador de Estados Unidos en Irak. "Daesh roba sus antigüedades y se las estamos devolviendo", indicó. Daesh son las siglas en árabe del Estado Islámico.

Las autoridades no precisaron cuál es el valor de los artefactos recuperados, la misión de Fuerzas Especiales que los recuperó tampoco dio detalles. Reportes de prensa en Estados Unidos han señalado que la estadounidense Kayla Mueller, quien era rehén del grupo extremista y cuya muerte se anunció en febrero, estuvo en poder de un financiero del grupo extremista de nacionalidad tunecina conocido como Abu Sayyaf.

El Estado Islámico ha saqueado y destruido muchos lugares antiguos de Irak y Siria como parte de su campaña para erradicar de los territorios que controla los elementos que considera ajenos a la religión islámica.

A principios de este año el grupo extremista atacó una serie de sitios históricos en el norte de Irak, entre ellos Nimrud y Hatra, dos ciudades incluidas en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO. En mayo el grupo se apoderó de la ciudad de Palmira, donde se encuentra un famoso anfiteatro romano.

El ministro iraquí de Antigüedades Adel Fahad Sharshab prometió que las autoridades recuperarán todas las piezas que faltan.

 

rqm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS