Lamentan muerte de la pianista Eva María Zuk

Personalidades de la comunidad cultural dedicaron palabras a la intérprete que falleció el lunes por un problema pulmonar
La pianista de origen polaco fue reconocida con múltiples premios, como la medalla del Bicentenario de Simón Bolívar (CORTESÍA INBA)
01/03/2017
00:21
Redacción
-A +A

[email protected]

La comunidad musical del país lamentó la muerte de la pianista Eva María Zuk, ocurrida la noche del lunes 27 de febrero en la Ciudad de México, a causa de un problema pulmonar, a la edad de 71 años.

El compositor Alexis Aranda y Eduardo Soto Millán, los músicos Arturo Nieto, Silvia Navarrete, Horacio Franco, Rodolfo Ritter, Guadalupe Parrondo y el crítico musical Lázaro Azar fueron algunos de los que manifestaron su pesar en redes sociales.

“Imposible definir el vacío que deja una persona tan querida como significativa. Bellísima persona y siempre generosa. Ahora se lleva algo de nosotros, nos estamos despidiendo”, sostuvo el pianista Rodolfo Ritter.

El compositor Eduardo Soto Millán escribió en Facebook: “Nunca te olvidaré. El viaje infinito que hoy emprendes está lleno de esa música que tanto te gustó y apasionadamente nos diste. Con tus manos, convertidas ahora en alas, una música celestial tocarás. Y descansa, descansa en paz. Gracias por tu arte”.

En su cuenta de Twitter, la directora general del INBA, Lidia Camacho, expresó: “Adiós, Eva María Zuk, pianista prodigiosa y profundo ser humano. Nuestros oídos jamás podrán olvidarte. QEPD.”

Prodigio musical. La pianista Eva María Zuk, de ascendencia polaca y ucraniana, nació en Lodz, Polonia, el 6 de enero de 1946, aunque creció en Venezuela. Debutó a los seis años y a los 13 recibió el título de profesora y ejecutante de piano del Ministerio de Educación de aquel país.

Con tan sólo los 10 años de edad, la pianista debutó con la Orquesta Sinfónica de Venezuela, desde entonces fue solista con 45 orquestas en Europa y América, como la Filarmónica de Londres, la American Symphony y la Sinfónica de Moscú, bajo la batuta de más de 60 directores.

Obtuvo los títulos de Bachelor of Music y Master of Science por la Juilliard School of Music. Algunos de sus maestros fueron Gerty Haas, Eduard Steuermann, Rosina Lhévinne, Zbigniew Drzewiecki y Leon Barzin.

Fue galardonada con más de 40 premios, medallas y diplomas de diversos gobiernos e instituciones privadas, como la Orden Andrés Bello y la medalla del Bicentenario de Simón Bolívar de Venezuela, la medalla del Centenario de Karol Szymanowski en Polonia y el Escudo de Armas de San Juan de Puerto Rico, entre otros.

Su más reciente distinción fue la Orden del Mérito en el Grado de Cruz de Caballero de la República de Polonia. Durante su carrera abarcó un amplio repertorio que incluía desde música barroca hasta contemporánea y más de 30 conciertos para piano y orquesta. Formó parte del grupo Concertistas de Bellas Artes.

De acuerdo con la Sociedad de Autores y Compositores de México, Zuk fue apadrinada y estudió con Arthur Rubinstein. Se especializó en temas de su compatriota Federico Chopin, aunque se le conoce por su maestría en las obras de compositores mexicanos como Manuel M. Ponce y Ricardo Castro. De hecho, la admiración que profesaba por los músicos mexicanos la impulsó a visitar nuestro país en los años 70, donde en 1994 obtuvo la ciudadanía mexicana. Aquí encontró temas y autores que la inspiraron como ejecutante y la convencieron de residir.

Trabajó en las obras de Manuel M. Ponce, de Ricardo Castro y de Felipe Villanueva. De este último escribió un libro de partituras que fue calificado como el “Mejor libro de rescate y divulgación musical” en 2002 por la Unión Mexicana de Cronistas de Teatro y Música.

El disco La fuente armoniosa. Música mexicana para piano, coedición de Centro de Apoyo para Música de Concierto (SACM) y el INBA, contiene un repertorio con obras de los músicos mexicanos Carlos Jiménez Mabarak, Jesús Villaseñor, Marta García Renart, Eduardo Diazmuñoz, Enrique Santos, Hugo Rosales y Antonio Navarro.

Mantente al día con el boletín de El Universal