Estrenarán arreglos de música popular

Arturo Márquez orquestó valses de Oaxaca, una canción mixteca y una cumbia maya
La Orquesta Sinfónica Infantil de México (OSIM) y el Coro Infantil de la República (CIR) se presentarán en el Palacio de Bellas Artes (CORTESÍA: CONACULTA)
04/08/2015
00:25
Alida Piñón
-A +A

[email protected]

La Orquesta Sinfónica Infantil de México (OSIM) y el Coro Infantil de la República (CIR), agrupaciones artísticas de selección nacional del Sistema Nacional de Fomento Musical del Conaculta, se presentarán en la Biblioteca de México y el Palacio de Bellas Artes, el 8 y 9 de agosto, respectivamente donde participaran 110 instrumentistas y 102 cantantes menores de 17 años de edad, provenientes de toda la República Mexicana.

El programa estará integrado por obras de compositores como Pergolesi, Coulais, Bizet y Revueltas. Además, estrenarán mundialmente 4 Canciones Mexicanas (Hanal Weech, El feo, Tirineni Tsïtsï y Canción mixteca) con los arreglos musicales del compositor Arturo Márquez.

Los conciertos llevarán a cabo en el marco del 24° Campamento de estudios y Conciertos de Verano de la Orquesta Sinfónica Infantil de México y el Coro Infantil de la República.

En entrevista, el compositor indicó que 4 Canciones Mexicanas está conformado por una cumbia maya, dos valses oaxaqueños y una pirékua michoacana. “La versión que se hará en esta ocasión es para coro de niños y orquesta. Es un estreno para este tipo de voces y tiene una partitura adecuada para jóvenes que están empezando a tener una formación académica, es accesible, pero con elementos muy importantes. Se interpretarán en lengua indígena y en español”, dijo Márquez.

El músico agregó que “Hanal Weech” es una cumbia maya, “El feo” se cantará en zapateco y español, “Tirineni Tsïtsï” es una canción purépecha también cantada en su idioma original y la “Canción mixteca” será interpretada en zapoteco y español.

“Nuestra música es muy generosa, la cumbia se tocará y se cantará como lo hacen los mayas y la pirékua es realmente muy hermosa. La música tradicional mexicana tiene su propia manera de cantarse, de tocarse, cuando se traslada a agrupaciones académicas como una sinfónica, hay que tratar de conservar muchos elementos como el ritmo y el color.

Y añadió: “Sin embargo la orquesta tiene enormes ventajas, con el traslado se pueden elaborar más cosas, se utilizan una serie de complementos instrumentales y rítmicos. Lo más importante de todo esto es mantener la esencia de la música, por eso es importante que se cante en su idioma original”.

El compositor resaltó que los niños que están en este proyecto tienen la opción de abarcar todos los géneros musicales. “Ellos tocan música clásica y popular. A mí me interesa que haya un equilibrio con todo tipo de música”. La música comercial no siempre es tan buena, pero hay buenas obras en todas partes”.

Los ensayos y proceso de montaje musical se llevan a cabo durante el campamento de estudios, efectuado en Amealco, Querétaro, que concluye el 7 de agosto.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS