Del “id” al “iros”, la RAE admite cambio

Recomienda “idos” como imperativo correcto de “ir ”; pero también acepta la forma más común
FOTO: Archivo.
18/07/2017
00:24
Jerónimo Andreu / Corresponsal
Madrid.
-A +A

[email protected]

A partir del otoño, “iros” pasará a ser una forma reconocida de la segunda persona del plural del modo imperativo del verbo “ir”.

La decisión de la Real Academia Española (RAE) ha generado una polémica como no se recordaba desde su recomendación en 2010 de retirar la tilde diacrítica al “solo” adverbial. Legiones de defensores del imperativo de “ir” definido por la norma (“idos”) se han lanzado a criticar el cambio de criterio, que se espera que se haga efectivo en octubre, cuando se incorpore a la edición digital del diccionario.

El autor de best sellers español Arturo Pérez-Reverte desencadenó una tormenta en Twitter al adelantar la noticia el domingo por la noche. En una conversación con uno de sus seguidores, el escritor y académico de la RAE explicaba: “La RAE acaba de aceptar ‘iros’, tras mucho debate, pues nadie decía ‘idos’ o ‘íos’. Ya se puede usar sin complejos. Será oficial en otoño”.

La intervención de Pérez Reverte sorprendió a la propia RAE, que a media mañana de ayer emitió un comunicado en el que aclaraba que “la forma más recomendable en la lengua culta para la segunda persona del plural del imperativo de irse sigue siendo ‘idos’. No obstante, dada la extensión de la variante ‘iros’, incluso entre hablantes cultos, se puede considerar válido su uso”.

En una investigación del diario El Mundo usando la herramienta Ngram Viewer de Google Books (que busca en el texto de todos los libros digitalizados por Google), el término “iros” se usa en la actualidad el doble que “idos”, y esto no es nuevo: la tendencia comenzó ya en 1800. Teniendo en cuenta que la tradición es uno de los criterios que la RAE utiliza para incluir un término en su diccionario, la larga trayectoria de “iros” se vuelve un argumento de peso.

El director de la RAE, Darío Villanueva, confirmó ayer que el imperativo del verbo “ir” es un asunto que se ha “tratado durante años”, y que el Pleno de la RAE terminó aprobando la modificación basándose también en un estudio estadístico, el del llamado Corpus del español: una recopilación de 300 millones de voces (70% seleccionadas en América) tanto de procedencia oral (canciones, cine, televisión...) como escrita (literatura, prensa, discursos...). Dicho Corpus he confirmado a la RAE que la forma que ha terminado imponiéndose es la de “iros”.

Villanueva también aclaró que el peso de los autores literarios con asiento en la RAE, como el propio Reverte, ha sido definitivo en el debate: “Los novelistas argumentaban que no sólo en el español normal y coloquial no se usaba ‘iros’ sino ‘idos’, sino que ellos, a la hora de escribir los diálogos de sus novelas sentían un fuerte rechazo hacia esa forma ‘idos’ que resultaba un tanto extraña”.

El cambio no implicará en ningún caso que otros verbos vayan a aceptar el imperativo con erre: no habrá “veniros” ni “acercaros”. Tal como recuerda la Fundéu, la fundación de la Agencia EFE para el buen uso del español, el imperativo del verbo “ir” ya representaba una excepción gramatical: “La norma es que la segunda persona del plural del imperativo (vosotros) pierda la d final cuando se le añade el enclítico os, pero se hace una excepción con el verso ir, cuyo imperativo, en dicha persona, es idos”.

Aplicando la norma general en el español, el imperativo de “ir” debería haber sido “íos” pero, tal como recuerda la Nueva gramática de la lengua española (RAE, 2009), la d se ha mantenido atendiendo al “escaso cuerpo fónico de la forma esperable ‘íos’, empleada en español antiguo”.

 

La decisión ha vuelto a generar una discusión sobre las atribuciones de la RAE. Reverte precisó en redes que “lo correcto sigue siendo ‘idos’. Pero se registrará ‘iros’ como de uso habitual. La RAE es notario de cómo hablamos, no policía”.

 

La institución ha insistido en que su diccionario “no autoriza el uso de las palabras, sino que lo refleja”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS