Reestructura del FCE espera visto bueno

Los cambios administrativos deberán tener la autorización de las Secretarías de Función Pública y de Hacienda
La institución, creada en 1934, abrirá dos nuevas librerías en México este año (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
28/03/2017
00:24
Yanet Aguilar Sosa
-A +A

[email protected]

Aunque parece un proceso rápido, los recientes nombramientos administrativos en el Fondo de Cultura Económica (FCE) tomarán su tiempo. La designación de Octavio Díaz Aldret como gerente general implica ahora que él mismo mantendrá a su cargo las funciones que venía desempeñando como gerente de Administración y Finanzas. Lo mismo ocurrirá con Juan Carlos Rodríguez, quien en su cargo de gerente editorial ahora asumirá también las funciones de la gerencia de Producción.

No se trata sólo de nuevos nombramientos, sino de una reestructuración que fusiona puestos para aligerar burocracia, a decir del propio gerente general del Fondo, Octavio Díaz Aldret, quien asegura que se necesita ser más eficiente, no nada más el hecho de lograr más con menos de forma fácil. “El incremento, los costos, la situación de las finanzas públicas a nivel nacional e internacional y el tema de la depreciación en el tipo de cambio obligan. Es una oportunidad que obliga a buscar la racionalidad en los procesos y en las estructuras”.

El funcionario afirma que el cambio de estructura es de costo compensado, es decir “reforzar aquellas áreas que lo requieran y eliminar ciertas redundancias, duplicidades o si no duplicidades de los cortes innecesarios. Por ejemplo la gerencia editorial se hace cargo de la gerencia de producción, salvo almacenes que dependerán de la gerencia de comercialización”.

En esta nueva dinámica, dice Díaz Aldret en entrevista, se pretende hacer más fluidos los procesos de edición y producción, así como contar con gestión administrativa y financiera acorde a un moderno plan de negocios que responda a las transformaciones de la industria.

“La gerente de producción renunció hace poco por razones personales, y la gerencia editorial estaba vacante, entonces se dio esta coyuntura y la decisión fue que Editorial tuviese Producción y reforzar esos recortes. Insisto mucho en esto de las salidas porque hay una disposición en el PREP de no crear más puestos y las indicaciones tratando de lograr una racionalización e incluso algún ahorro en costo compensado, para alinearla y que sea un sistema del producto libro desde que entra como manuscrito y hasta que está disponible en la librería”, señala Octavio Díaz Aldret.

El tercer nombramiento de esta fusión en la estructura organizativa del Fondo es el de Alejandro Ayala Arcipreste, quien se incorpora a la gerencia de Tecnología con la misión de lograr la plena funcionalidad e interoperabilidad de los sistemas y plataformas del Fondo, a efecto de atender los retos de la producción y la distribución editorial en la era digital.

Ahora iniciarán el trámite, a través de la Secretaría de Educación Pública, coordinadora sectorial del Fondo, para la autorización y el registro de la nueva estructura, por parte de la Secretarías de la Función Pública y de Hacienda y Crédito Público. “Tenemos una estructura compacta, no son muchos los mandos medios, en cierto sentido tenemos necesidad de unos otros, y otros tienen que hacer otras funciones, a eso se refiere a costos compensados”, señala Díaz Aldret.

A la par de esta reestructuración, el Fondo reforzará alianzas con Secretaría de Cultura, UNAM, COLMEX, IPN y UAM para trabajar más coediciones, en la distribución y ampliación de mercados en Iberoamérica y Estados Unidos. Aunque también en México, el Fondo prevee la instalación este año de dos nuevas librerías, una en Toluca y otra más en Querétaro.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS