“La poesía es un pozo de fortaleza mental”

Walcott, en 2014, durante el homenaje a Octavio Paz. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
18/03/2017
00:22
Redacción
-A +A

[email protected]

El escritor Derek Walcott visitó México en 2014 en el marco del centenario del poeta y también ganador del Nobel de Literatura, Octavio Paz.

Entonces, el autor de Omeros y White Egrets estaba consciente de su edad y del deterioro de su cuerpo, pero aseguraba que “la poesía es un pozo de fortaleza mental y de poder”.

Durante una conferencia, Walcott dijo que Paz sobresalió “no nada más en la literatura, sino que abarcó todo tipo de temas a través de sus obras, por lo que para muchas personas ha sido triste su muerte” y que la huella que dejó es muy profunda, por lo que “pasó de poeta a sabio”.

El escritor caribeño destacó en esa presentación que Latinoamérica produce una literatura joven y fresca e invitó a voltear a ver a la América continental y al Caribe como una sola América, “porque en las dos partes se está gestando una gran literatura, tal vez porque nuestra historia y trasfondo son similares y eso es lo que reflejan nuestros escritores hoy en día”.

En esa ocasión, en abril de 2014, dijo que seguía en recuperación tras sufrir una embolia. Dijo que estaba consciente de su edad y del deterioro de su cuerpo, “pero la poesía es un pozo de fortaleza mental y de poder”.

Con algunos problemas para hablar debido a la embolia que había sufrido recientemente y que lo obligó a usar silla de ruedas, Walcott recitó en español un fragmento de un poema de Federico García Lorca.

Además comentó que el español es un idioma con un enorme temperamento, un ‘‘lenguaje de metáforas”.

 

“Cultura amenazada”. Para el autor, el papel del intelectual frente al poder depende del tamaño de su país y del diseño de sus políticas, pero lo que tiene que hacer es “alertar”, afirmó en esa visita a nuestro país.

Santa Lucía, señaló, es una pequeña isla, independiente, con un sistema democrático, pero que al igual que la mayoría de otros países del mundo o de esta región, está “bajo una fuerte influencia cultural de Estados Unidos”. Sin embargo, agregó que una “cultura amenazada” puede existir casi de manera desafiante ante la influencia de Estados Unidos, pues lo que hace es adaptar esa influencia a su modo de vida. “No se transforma, se fusiona. Así es como sigue subsistiendo la cultura universal”, indicó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS