“El patrimonio del país es la cultura”

Al inaugurar la Feria del Libro de Minería, el rector de la UNAM llamó a atender el analfabetismo y la comprensión lectora
Decenas de personas acudieron al primer día de la 38 edición del encuentro librero más importante de la ciudad (CARLOS MEJÍA. EL UNIVERSAL)
24/02/2017
00:22
Yanet Aguilar Sosa
-A +A

[email protected]

El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, sentenció que más allá del petróleo que puede México extraer, más allá de los tratados de libre comercio —bilaterales, multilaterales o inexistentes— que se puedan llegar a tener, el patrimonio más importante que tiene México es la cultura y por eso la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería es, sin duda, una expresión de la cultura nacional.

Durante la inauguración de la 38 edición de este encuentro librero, el más importante de la Ciudad de México, el rector de la UNAM, quien estuvo acompañado de la secretaria de Cultura federal, María Cristina García Cepeda, y el jefe de gobierno de la ciudad, Miguel Ángel Mancera, entre otros, sustentó sus argumentos en datos concretos, presentó cifras alarmantes de analfabetismo y comprensión lectora en nuestro país, y llamó a atender esa problemática que preocupa.

“Estimular el hábito de la lectura debe ser una meta común: del Estado, de las fuerzas políticas, de las instituciones educativas, por supuesto de las empresas editoriales y de las organizaciones de la sociedad civil. La Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, que hoy inauguramos, es un esfuerzo vigoroso en esta dirección de la Universidad de la Nación que ha promovido y celebrado año con año... La feria es una fiesta de libertad, de letras y de inteligencia. Es una oportunidad para mejorar y parar mejorarnos como nación”, afirmó Graue Wiechers.

Entre los datos de lectura que dan cuenta de la magnitud del problema, el rector de la UNAM, señaló que los datos de lectura del INEGI, de 2016, permiten dar cuenta del asunto: “Uno de cada cinco mexicanos no había leído ni un solo libro, ni una revista ni un periódico ni una historieta o materiales de diversa índole. Esa cifra es de por sí escandalosa, pero aumenta si se analiza por nivel de estudios: más de dos tercios de la población que había cursado solamente primaria no había leído nada en el último año”.

Por lo cual, agregó, no es de extrañar que cuando se revisan los resultados de la Prueba PISA en el área de lectura y comprensión, nos damos cuenta que desde 2000 México se ha estancado en la comprensión lectora. “Hemos estado siempre por debajo del promedio de la OCDE y solamente 42% de nuestros estudiantes de secundaria no cuenta con las habilidades suficientes de lectura básica para permitirle comprender lo que ha leído y poderlo utilizar en su desarrollo”.

En la ceremonia inaugural del encuentro que arrancó ayer y concluirá el 6 de marzo, hubo un reconocimiento a la cultura y a la lectura como motor de libertad y de cambio social, sobre todo ante la difícil situación política y social que vive México, por lo que todos los funcionarios llamaron a trabajar a favor de la lectura y la cultura.

En la inauguración, en la que también participaron el gobernador de Querétaro, estado que por tercera ocasión es invitado de honor a la FIL, Carlos Anaya Rosique, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), dijo que es hora de invertir en la cultura y no de reducir su presupuesto; que es hora de aprovechar las capacidades de diálogo y trabajo de las autoridades y los editores.

La secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, dijo que la UNAM ha hecho de la feria una tradición y un proyecto de futuro para acercar a nuevos lectores y afirmó que en esa tarea de promoción de la lectura en México, la Secretaría de Cultura ha hecho lo propio. “La promoción de la lectura y de los libros forma ciudadanos participativos y libres. La cercanía con la palabra escrita y los universos que ella crea es indispensable en un mundo que exige de nosotros ampliar y profundizar la conciencia, además de que la lectura brinda un gozo irremplazable. Fomentar el libro y la lectura también es apoyar la cadena de valor del libro desde las políticas públicas, hasta la colaboración de cada uno de sus eslabones. Este es el principio que anima el programa de fomento para el libro y la lectura, y que impulsa un trabajo transversal con la Secretaría de Educación Pública y en acuerdo con el Consejo del Libro y la Lectura”, señaló.

Citó acciones como el apoyo a cerca de 40 ferias del libro nacionales al año, la Red Nacional de Bibliotecas, la Red de Librerías Educal y su Librobús, así como las Salas de Lectura.

LA FIL del Palacio de Minería ofrecerá más de mil 495 actividades, por lo que esperan la visita de más de 150 mil personas en los 12 días del evento.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS