Intelectuales judíos condenan palabras de Netanyahu

Académicos, escritores y artistas dicen que no debió interferir y que sus dichos desconocen la historia de las relaciones entre México y EU
CARLOS ALAZRAKI, SABINA BERMAN, JOSÉ WOLDENBERG. Foto: Archivo. EL UNIVERSAL
30/01/2017
00:21
Yanet Aguilar, Alida Piñon y Sonia Sierra
-A +A

[email protected]

Impresentables, infames y repudiables con estos y otros calificativos, intelectuales, políticos, escritores y artistas mexicanos de la comunidad judía se refirieron a las palabras del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, quien el sábado, a través de su cuenta de Twitter, respaldó la propuesta del presidente Donald Trump de construir un muro en la frontera entre México y Estados Unidos, a la que además definió como una “gran idea”.

Acerca del tema, EL UNIVERSAL conversó con el historiador y director de Letras Libres Enrique Krauze; el académico y exconsejero presidente del Instituto Federal Electoral, José Woldenberg; la escritora Margo Glantz; la dramaturga Sabina Berman; el cineasta Arturo Ripstein; la poeta Myriam Moscona; los artistas visuales Boris Viskin y Yoshua Okón; el fotógrafo Pedro Meyer; el arquitecto Alberto Kalach; el publicista Carlos Alazraki; el escritor y periodista Pepe Gordon; y la joven pianista Daniela Liebman.

Netanyahu dijo en su tuit: “El presidente Trump está en lo correcto. Yo construí un muro en la frontera sur de Israel. Paró toda la inmigración ilegal. Gran éxito. Gran idea”.

Hace cerca de un año, el jefe de Gobierno israelí expresó su deseo de cercar con barreras todo el país “para defenderse de las bestias salvajes”, y dijo que Israel tendrá “una valla que se extenderá por todas partes”.

El mismo sábado, la comunidad judía en México se deslindó de las declaraciones del primer ministro; el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores israelí ha tratado de matizar las declaraciones de Netanyahu.

 

Enrique Krauze: El historiador reiteró a EL UNIVERSAL lo escrito en su cuenta de Twitter el mismo sábado, donde apuntó: “Repudio, deploro, rechazo, esta infame declaración” y en un segundo mensaje citó a Simon Peres, cuando éste dijo: “Ojalá Israel tuviera con sus vecinos un tratado como el de EU con México”. Y al final Krauze acotó: “Era un líder de mundo libre, no un lacayo de Trump”.

En entrevista telefónica, Krauze dijo ayer que la declaración de Peres se la escuchó él mismo y, que el político la dijo frente al entonces presidente Vicente Fox, en 2001. Consideró que el tema Netanyahu estaba zanjado: “Es un tuit escrito por un lacayo y frente a ese puse el tuit de Simon Peres que le escuché”.

 

José Woldenberg: El académico, quien se encuentra en España, en entrevista telefónica comentó: “Lo que dijo Netanyahu me parece una burrada, una tontería. Viniendo de él no me sorprende nada”.

 

Margo Glantz: La escritora lamentó las declaraciones del primer ministro, quien, agregó, es un político corrupto: “Es muy lamentable que un primer ministro hable de un muro en México. Sin embargo, puedo entender que lo haya hecho porque le conviene, pero estoy en completo desacuerdo con su opinión. Lo que hizo me parece de una intromisión muy lamentable, que le hace mucho daño a los judíos, especialmente a los que vivimos en México”.

Glantz añadió que “es impresentable que diga cosas sobre México. Que la Cancillería haya respondido a sus dichos me parece muy bien. Por primera vez estoy de acuerdo con la reacción del gobierno; me parece que esta vez han respondido con mayor rapidez que en otras ocasiones”.

 

Sabina Berman: La dramaturga afirmó que Netanyahu se equivocó: “Habló desde este deseo urgente que tiene de elogiar a Trump que parece ser el mejor método para hacer buenos tratos con él, y en el camino se le olvidó lo que es México, que es un aliado tradicional de Israel y de los derechos humanos en el mundo. Sí, con raspones como lo que pasó recientemente en la ONU, pero son raspones menores”.

La escritora expresó que en México la comunidad judía se ha vuelto mexicana: “Somos parte activa y orgullosa de este país. Se le olvidó todo eso, es decir, los judíos no somos israelíes y no todos los israelíes son judíos, pero sí hay una intersección poderosa de una buena parte de la población de Israel que es judía y esta comunidad pequeña, pero muy judía, es muy activa y muy comprometida con México, con los que vivimos en México”. Berman definió lo dicho por Netanyahu como “un acto de zalamería con Trump”.

 

Arturo Ripstein: “Siempre he evitado dar mis opiniones porque no tengo ni la estructura ni la formación ni los conocimientos, pero me parece que en este caso es inevitable decir que es una atrocidad lo que dice Netanyahu. Es inconcebible, irresponsable, es una enorme torpeza de su parte alentar esto. Pero no, en absoluto, no me sorprende lo que ha hecho: se sabe muy bien quién es Netanyahu; me alarma, pero no me sorprende”.

Sobre los hechos tras la toma de posesión de Trump, Ripstein comentó: “Creo que estoy viviendo una pesadilla. Ahora, como todas las pesadillas, se acaba. 73 años de mi vida, lo único que me acuerdo es una crisis detrás de otra crisis, detrás de otra crisis… y este país mío siempre las sobrevive”.

 

Myriam Moscona: La poeta aseguró que “el estado de Israel no se ha distinguido por su diplomacia, pero a este hombre obtuso, arbitrario, mano dura llamado Benjamín Netanyahu de plano se le fueron las cabras al monte con su vergonzosa declaración”.

Moscona celebró que el comunicado de la comunidad judía haya reprobado “la gran estupidez de este mandatario” que además, dijo, ha sido acusado de corrupción y culpado de muertes. Sin embargo, lamentó que con los comentarios del Primer Ministro se generaran mensajes de odio contra los judíos:

“Dan nausea, ni siquiera distinguen algo tan sencillo, la diferencia entre judío e israelí, y en estos tiempos oscuros todas las opiniones de odio estilo Trump, estilo Netanyahu, deberían entender que están sujetas al efecto mariposa. Una expresión de odio racial, de género, de religión o de creencias, tiene un efecto global; quien quiera entender lo que estoy diciendo, que busque en Internet los comentarios de los lectores. Es una vergüenza”, señaló.

 

Boris Viskin: Para el artista l”o que hoy representa para el mundo y en específico para nosotros los mexicanos Donald Trump, lleva años instalado en Medio Oriente en la figura de Benjamín Netanyahu. Sus políticas de expansión de los asentamientos en tierra palestina y el ahorcamiento de Gaza han llenado el paisaje bíblico de muros, muros y más muros. Lo peor de todo es que los muros de cemento que proponen ambos, son nada comparado con los muros de odio y recelo que levantan. Esos son los verdaderos muros”.

 

Yoshua Okón: Para el también artista, la terrible situación de las fronteras entre Israel y Palestina, y entre México y Estados Unidos no es un problema nuevo: “Es producto de las enormes injusticias y desigualdad del sistema de capitalismo global en que vivimos. Trump, y ahora Netanyahu, lo están haciendo más visible que nunca”.

Llamó a no olvidar que el problema va más allá de ellos y sus administraciones: “Ningún presidente en la historia de Estados Unidos ha deportado a tantos mexicanos como lo hizo Obama y las políticas neoliberales de Enrique Peña Nieto mucho han tenido que ver con el brutal aumento de la pobreza en México y por lo tanto con que tantos compatriotas tengan que ir a Estados Unidos. Por supuesto que estoy en total desacuerdo con la discriminación y la construcción de muros aquí, en Israel/ Palestina o en cualquier parte del mundo. Las fronteras se deberían de abolir. Pero es muy importante tener perspectiva histórica y analizar este fenómeno de manera estructural. Es muy fácil satanizar a Trump y a Netanyahu, ambos detestables, pero creo que el gobierno de Peña Nieto tiene mucha responsabilidad y no sólo es una víctima, como están queriendo pretender”.

 

Pedro Meyer: “Estoy totalmente en contra de Netanyahu. Es lamentable lo que ha expresado, pero no me sorprende. El muro ha sido lo que han encontrado como un camino para atender sus necesidades, más que el diálogo; así, las cosas no se pueden resolver: la mejor demostración es que en 20 años no lo han resuelto. Le salió un problema de a gratis: ¿Qué tenía que andar haciendo Netanyahu metiéndose en eso? Esa alianza, de Netanyahu y Trump, va a resultar un desastre para Israel también”.

 

Alberto Kalach: El arquitecto dio otra lectura de los hechos: “La opinión de Netanyahu sobre nuestras fronteras importa poco. Tampoco tenemos mucho que hacer con Trump. Lo que realmente nos debe importar es qué haremos nosotros, los mexicanos, con nuestro país. Cómo acabar con la corrupción, cómo construir una sociedad mas justa, cómo mejorar la educación, cómo reactivar el campo, reforestar, crear fuentes de trabajo. Trump y Netanyahu no tienen que ver con nuestros problemas. Atención!”.

 

Carlos Alazraki: Desde Nueva York dijo que a él el mensaje de Netanyahu lo ofendió mucho y que coincide ciento por ciento con el mensaje que envío el Comité Central que representa a la comunidad judía: “Es una imbecilidad lo que dijo Netanyahu, no conoce la relación de México con Estados Unidos, compara a Egipto con México y a Israel con Estados Unidos cuando ellos son enemigos y nosotros llevamos más de 25 años de ser socios. Es un imbécil Netanyahu; Obama tuvo razón de no apoyarlo, es una audacia terrible y lamento que ahora dice que no quiso decir lo que dijo”, señaló Alazraki.

 

José Gordon: Aseguró que el mensaje de Netanyahu, es lamentable, completamente lamentable. “Refleja una falta de empatía por el otro y de solidaridad ante los problemas de otras culturas. Carlos Fuentes decía que destruimos al otro cuando somos incapaces de imaginarlo. Me parece que eso ha ocurrido con Netanyahu de cara a la cultura mexicana”, dijo Gordon.

 

Daniela Liebman: La joven pianista afirmó: “No estoy de acuerdo con él, estoy decepcionada. Como mexicana y judía, apoyo a nuestro gobierno en las negociaciones con los Estados Unidos. Todos somos Mexicanos. El muro es una frontera cerrada sin intercambio de ningún tipo, que divide y aisla. Está en contra de los derechos humanos. Ya pudimos sentir el apoyo y cariño de varios países a nivel mundial. Es una lástima que su postura no sea de paz”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS