Xavier Velasco reúne variopinta fauna urbana de los años 80

El libro "Los años sabandijas" será presentado en la FIL Guadalajara
Foto: Archivo EL UNIVERSAL
08/11/2016
17:21
Notimex
México
-A +A

Los años 80 no fue una década perdida, al contrario, son unos años maravillosos; una década prodigiosa y divertida, donde no era como hoy donde la sociedad es tan puritana y varios se persignan por lo que ocurrió en aquellos años, consideró el escritor mexicano Xavier Velasco.

Durante la presentación de su más reciente publicación titulada Los años sabandijas, el autor de obras como Diablo Guardián o Éste que ves habló sobre esta década que tuvo muchos seguidores de su estilo de vida, moda, música, arte o videojuegos.

Las noches del atari, el primer walkman, la gran devaluación, las blusas con hombreras, el penal que Hugo (Sánchez) falló, los peinados de Pat Benatar, la vieja canción de The Clash, el día del temblor, así transitan Los años sabandijas, en un viaje sin frenos por una década desatada.

Ahí donde, aseguró, muy poco se le teme al ridículo o a las leyes que parecen obstáculos salvables para el Ruby y el Roxy: dos pícaros inmunes al escrúpulo cuyos caminos se hallan infestados por una variopinta fauna urbana.

“En los 80 no había celulares ni cámaras en las calles, los recibos no estaban computadorizados; es una década en la casi todo está por inventarse y casi todo se puede hacer.

“La cocaína era un símbolo de estatus; en esa década llega MTV y es una década en donde se hace mucho dinero, la gente es profundamente materialista y sale Madonna con su ‘Material girl'”, dijo Velasco.

Explicó que para este libro no deseaba escribir algo de los 80, sino desde esa década, lo cual fue algo difícil en principio.

“No deseaba hacer una crónica, ni siquiera quería algo sobre los 80; sino que me di cuenta de que era esto lo que pasaba. En ningún momento me propuse hacer una guía turística de los 80, ni nada similar. No escribí acerca de la década, sino desde la década, como alguien que la había vivido”, aclaró.

Velasco confesó también haber escrito el presente trabajo gracias a un “empujón” de su editora Marisol Schultz, quien le aconsejó que si había escrito muchas cosas de su infancia, “por qué no escribirla en historia. Y dije va”.

“Al principio me dio pena decirle a la gente que estaba haciendo una novela de eso, y la idea era una crónica, pero la verdad me dedico a escribir lo que se me da la gana y esto no sería la excepción, así que decidí que si se me daba la gana hacer una novela, no tenía por qué ser una mala noticia para mis lectores”, dijo.

Era una de esas cosas que tenía guardadas y una coyuntura le ayudó a sacarlas. “No escribí acerca de los 80, sino desde los 80, no me interesa que a través de mi libro se enteren de todo lo que había en esa época, como Flans, y no porque no me guste, sino porque aparece lo que mi historia y mis personajes necesitan para existir”, agregó.

Señaló que a los personajes de su publicación “les importa un pepino los 80, ellos no piensan en eso, sino en el hoy”.

Golfos, ‘encueratrices', matones, iluminados, travestis, chantajistas, pandilleros, leyendas de Hollywood, yuppies palancudos, convictos reincidentes, ratas de cuello blanco y algunas cuantas chicas materiales pasan lista en las páginas de esta obra de la picaresca contemporánea, bajo el látigo impío de un narrador con madera de cómplice.

La excusa es lo de menos: una vez iniciado el festín de la trácala, todos bailan al son de los papeles verdes.

De acuerdo con Grupo Planeta, Los años sabandijas será una de las novedades que se presentarán en la próxima Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios