21 | FEB | 2019
Perfil. Ignacio Padilla, escritor del Crack
Padilla se definió como parte de "una generación que pudo dedicarse muy tempranamente a la creación literaria en un país sin lectores". FOTO: Cristopher Rogel/EL UNIVERSAL.

Perfil. Ignacio Padilla, escritor del Crack

20/08/2016
15:12
Redacción
Ciudad de México
-A +A
El narrador, traductor, autor de obras para niños, columnista, crítico literario y promotor de la cultura falleció en un accidente automovilístico a los 47 años

"Generalmente la literatura es una actividad solitaria, no me dejarán mentir y, sin embargo, he tenido la fortuna de vivir la literatura como una actividad de grupo, de amistad, la 'Generación del Crack' es sólo un ejemplo". Fueron algunas de las palabras que Ignacio Padilla expresó durante el homenaje que el pasado 2 de agosto se realizó en su honor, en el Palacio de Bellas Artes.

El narrador, prologuista, traductor, autor de obras para niños, columnista en publicaciones periódicas, crítico literario, cronista, promotor de la cultura, políglota y dramaturgo murió este sábado a los 47 años en un accidente automovilístico en la carretera México-Querétaro.

Nacido el 7 de noviembre de 1968, el autor de Subterráneos (1990) perteneció a la llamada Generación del Crack y formó el Manifiesto del crack junto con sus amigos de preparatoria Jorge Volpi y Eloy Urroz, a los que más tarde se unieron colegas como Pedro Ángel Palou García y Ricardo Chávez Castañeda.

En 2012 se incorporó a la Academia Mexicana de la Lengua, que lo eligió integrante en febrero de 2011. Su discurso de ingreso, titulado "Elogio de la impureza" (publicado en Confabulario este año) fue contestado por el escritor y periodista Vicente Leñero.

Sus obras, entre las que destacan Subterráneos, Trenes de humo al bajoalfombraEl androide y las quimeras La teología de los fractales han sido traducidas a decenas de idiomas, entre ellos el inglés, francés, italiano, griego, coreano, sueco y hebreo. 

De acuerdo a la Academia Mexicana de la Lengua, Padilla es egresado de la Universidad Iberoamericana, se graduó de maestro en la Universidad de Edimburgo y de doctor en la Universidad de Salamanca. El autor, especialista en la obra de Cervantes, impartió cátedra en Universidades como su alma mater y la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Entre los galardones que recibió pueden mencionarse: el Premio Alfonso Reyes de las Juventudes Literarias en 1989, el Premio Nacional de Cuento Gilberto Owen en 1998 y en 2008 obtuvo el Premio Internacional de Relato Juan Rulfo.

Durante el homenaje que el pasado 2 de agosto se celebró en honor a Ignacio Padilla, el escritor aseguró que su pasión consistía en "contar historias" y se definió parte de "una generación que pudo dedicarse muy tempranamente a la creación literaria en un país sin lectores". (Con información de EFE)

 

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios