Un "Borges inédito" en el Centro Cultural Tijuana

El Cecut conmemorará el 30 aniversario luctuoso del prodigio argentino con lecturas, conferencias y una exposición
El mundo se alista para conmemorar el 30 aniversario luctuoso de quien es considerado el escritor argentino con mayor proyección universal. (FOTO: Archivo EL UNIVERSAL)
30/03/2016
18:28
Notimex
Ciudad de México
-A +A

El escritor argentino Jorge Luis Borges (1899-1986) será recordado en su 30 aniversario luctuoso que se cumple en junio, con una serie de actividades que arrancan el próximo 6 de abril en el Centro Cultural Tijuana (Cecut).

Lecturas poéticas, conferencias y debates en los que destaca la presencia de Roberto Alifano (amanuense del autor) son algunos de los actos programados en las ciudades de México y Tijuana para rememorar el legado literario de Borges.

En declaraciones a la Secretaría de Cultura federal, Alifano, quien pasaba en limpio los escritor del autor, recordó a Borges como un ser esencialmente literario. “Un hombre que encontró la literatura y a partir de entonces sus aportes fueron esenciales en todo sentido, principalmente porque Borges era un hombre de genio”.

El acercamiento que Roberto Alifano tuvo con Borges inició a través de sus lecturas, después pudo conocerlo y trabajar a lo largo de 10 años con el autor de “El aleph” y “Fervor de Buenos Aires”, a quien calificó como “una persona realmente encantadora, amable, con mucho sentido del humor, extraordinario para conversar”.

El mundo se alista para conmemorar el 30 aniversario luctuoso de quien es considerado el escritor argentino con mayor proyección universal, cuyas posturas políticas le impidieron ganar el Premio Nobel de Literatura.

“En el arte, esencialmente el sentido se da a través de las formas y Borges es un hombre que siempre estuvo dedicado a las formas literarias y en esa dirección, digamos, sin ser un escritor de vanguardia, podemos decir que fue un gran renovador de la literatura”, consideró Alifano.

Borges era ante todo un poeta “que deja una obra extraordinaria, porque inclusive la prosa de Borges es poesía, es profundamente poética”, comentó Alifano, nominado este año para el Premio Cervantes de Literatura.

Por ello, a 30 años de su fallecimiento, el amanuense de Borges consideró fundamental leer y releer al autor de libros como “Elogio de la sombra” y “Los conjurados”, y para esta conmemoración Alifano ya tiene una agenda llena que incluye actividades en Argentina, México y algunos países europeos, como España, Italia y Alemania.

En México, Roberto Alifano visitará el Centro Cultural Tijuana, donde el miércoles 6 de abril ofrecerá una lectura en voz alta de una selección de textos de dos grandes autores del siglo XX: Jorge Luis Borges y Pablo Neruda.

En este acto, se centrará en los sonetos de Borges que son sus favoritos. “Hay uno que me parece espléndido que se llama Everness. Sólo una cosa no hay. Es el olvido / Dios que salva el metal salva la historia / y cifra en su profética memoria / las lunas que serán y las que han sido” y que incluso es una especie de clave entre él y el Papa Francisco, pues cuando se ven lo recitan de manera conjunta.

El 8 de abril dictará la conferencia “El Borges cotidiano”, donde hará un retrato de la vida diaria del escritor con quien trabajó “10 largos años”, sobre todo en traducciones como las de Las fábulas de Robert Louis Stevenson, la poesía de Hermann Hesse y algunos relatos de Lewis Carroll.

El Centro Cultural Tijuana también inaugurará la exposición “Borges inédito”, integrada por 25 fotografías tomadas por Rogelio Cuéllar durante la visita del escritor argentino a México en 1973, el 90 por ciento de las cuales son inéditas.

El día 13, en la Ciudad de México, Alifano estará en la Capilla Alfonsina, “la casa de don Alfonso Reyes, a quien “no llegué a conocer, pero de quien soy un muy buen lector”.

“Voy a tener un diálogo con el maestro Adolfo Castañón, que es uno de los grandes especialistas que tiene México dedicado a don Alfonso Reyes, que sí fue muy amigo de Jorge Luis Borges, se conocieron en Buenos Aires, en 1927, cuando don Alfonso Reyes llegó como embajador de México a la Argentina”.

A la par de estas actividades, el último amanuense de Borges alista un libro que se llamará “Francisco y la literatura, a partir de conversaciones con el Papa que, dijo, es un gran lector de Borges y Fiódor Dostoyevski, y a quien conoció cuando el entonces sacerdote Bergoglio era profesor de Literatura y dedicaba una materia a la poesía de Borges.

 

rqm

 

Comentarios