Carlos Amorales presentará performance sobre migración en la Bienal de Venecia

El artista mexicano forma parte del encuentro internacional con la propuesta "La vida en los pliegues"
FOTO: Ivan Stephens/EL UNIVERSAL.
06/05/2017
14:34
Alida Piñón
-A +A

El artista Carlos Amorales representará a México en la 57ª Muestra Internacional de Arte de la Bienal de Venecia con la propuesta "La vida en los pliegues", en la que aborda la problemática de la migración y con la que refleja su preocupación por el lenguaje en su encriptación y en la que conjuga la gráfica, la escultura, la música y el cine para hablar sobre las actuales, entre otras cosas, sobre la problemáticas del arte contemporáneo.

"Voy a presentar una instalación que se compone de tres piezas. Una, cuenta con un lenguaje que hice y son instrumentos musicales de cerámica, son ocarinas, y todos están basados en el alfabeto; para tocarlos realicé una serie de partituras que permiten hacer la música. También presento otra pieza en la que se reúne todo, es un cortometraje de 13 de minutos, es como una animación, un teatro de marionetas y una película. Todo estará en la misma sala y un grupo de músicos tocará, y todo esto será un performance", explicó el artista en videoconferencia, sobre la obra que contó con la curaduría de Pablo León de la Barra.

El artista nacido en 1970, en la Ciudad de México, y que ha residido más de una década en Europa, explicó que desde el inicio de la creación de la obra invitó a trabajar a un ensamble mexicano de instrumentos de viento, con ellos, agregó, comenzó a escribir las partituras. 

Añadió que en el espacio de exhibición habrá obra en la paredes, así como una pieza escultórica que consta de una mesas que simulan hojas de papel escritas, y un monitor donde podrá apreciarse la película. "Es una instalación que a primera vista parece muy formal, pero si nos acercamos a verla nos damos cuenta de que hay una historia y una narración", sostuvo. 

Respecto al cortometraje, indicó que cuenta la historia de una pequeña familia de migrantes que llega a un pueblo y comienzan a rechazarla. "Se hace un chisme, un rumor, todo va creciendo y el pueblo termina por linchar al papá, a la mamá y al hijo. Todo el proceso lo viví en los últimos meses y todos sabemos que se viven momentos difíciles tanto en México como en el mundo. Esta situación me influyó y me pareció importante hablar de lo que está ocurriendo", explicó.

Amorales, quien se ha caracterizado por construir un lenguaje específico desde diversas disciplinas, señaló que tiene planeado presentar la pieza en México, especialmente en las zonas donde haya una gran problemática de la migración tanto en el norte como en el sur, con el objetivo de que la gente pueda reflexionar sobre sus propias vivencias.

"Siempre me ha interesado que mi obra no se quede en el circuito artístico, sino que pueda comunicarse con todos. Lo he hecho desde distintas formas, ya sea trabajando en una disquera hasta trabajar en espacios públicos", dijo.

Sostuvo que la obra busca dialogar no sólo con México, sino con cualquier parte del mundo en donde exista una fuerte migración. "Podría ocurrir en cualquier país y en cualquier momento", explicó. 

Finalmente indicó sentirse orgulloso de haber utilizado elementos complejos y conceptuales, pero al mismo tiempo contar una historia clara. "A partir de ahora se me antoja crear obras más narrativas, tengo ganas de seguir haciendo películas, videos, me gustó mucho hacerlo".

"Percibo que transitamos por un momento difícil y me di cuenta de que cada tiempo ocurre un linchamiento, así que me empecé a preguntar por qué ocurren. Creo que son una metáfora de lo que ha venido ocurriendo en los últimos años. Siento que era importante mostrar el lado muy duro que vivimos y que aparece todos los días en los diarios, quería hablar de estos temas como artista porque no soy investigador ni periodista, y entrar en diálogo con otros. La obra también refleja cosas bellas porque hay partes de nuestra cultura que son valiosas. Hay que empezar a debatir y empezar a cambiar", dijo.

En esta edición México celebra una década de contar con un pabellón oficial en la Bienal de Venecia, una de las muestras de arte más importantes a nivel internacional. Este año lleva el título "Viva Arte Viva" y busca celebrar el arte y su capacidad de abrazar la existencia y de enfrentar la realidad en un mundo lleno de conflictos. La instalación será inaugurada el próximo 11 de mayo. 
 

 

sc

Comentarios