Artista mexicana lanza proyecto contra Trump

La iniciativa ha recabado obras de Estados Unidos y México, aunque también de Europa, Asia y África
Foto: Captura unnaturalelection.com
26/02/2017
17:23
Notimex
Nueva York
-A +A

La artista plástica mexicana Andrea Arroyo creó, desde Nueva York, una plataforma digital para desplegar obras de creadores de todo el mundo a quienes les preocupa la dirección toma Estados Unidos bajo el liderazgo del presidente Donald Trump.

Titulada Unnatural Election (elección antinatural), la plataforma ha logrado recabar hasta el momento más de 200 obras de artistas, tanto profesionales como aficionados, quienes desde más de 20 países en el mundo contemplan con ansiedad los sucesos políticos en Estados Unidos.

La plataforma, presentada unos días después del triunfo electoral de Trump en noviembre pasado, estará abierta de manera indefinida en el sitio de internet www.unnaturalelection.com. Asimismo, una muestra de trabajos es desplegada hasta el mes de mayo en la Universidad de Nueva York (NYU).

“Al otro día de la elección estaba devastada, llorando como si hubiera perdido a un familiar. No había llorado tanto desde que perdí a mi hermano. Y me pregunté: ¿cómo me levanto? ¿Cómo me levanto de este mundo que ha cambiado tanto?”, afirmó Arroyo.

Artículo

Francisco Toledo: Donald Trump no tiene mi simpatía

El artista oaxaqueño opinó: "No sé quién le aconsejó (a Peña Nieto) o de qué iba a servir que viniera Trump"
Francisco Toledo: Donald Trump no tiene mi simpatíaFrancisco Toledo: Donald Trump no tiene mi simpatía

En entrevista con Notimex, Arroyo decidió lanzar una convocatoria internacional inmediatamente tras el triunfo de Trump, y enseguida recibió colaboraciones de creadores de todo el mundo preocupados por la migración, los derechos de las mujeres o los rasgos autoritarios de Trump.

La convocatoria solicitaba reflexiones en torno al impacto en la justicia social de la elección de Trump, al efecto que tendría en las relaciones raciales, las cuestiones de género, de justicia económica y las relaciones internacionales, así como sobre las maneras en que la sociedad civil podrá resistir.

“La única restricción es que no aceptaría imágenes ofensivas hacia ninguna comunidad ni tampoco representaciones que se burlaran de la apariencia física de Trump o de su familia. Ya hay muchas cosas así en el internet, y es algo muy obvio”, destacó.

El proyecto ha logrado recabar diseño gráfico, collage, poesía, bordado, teatro, arte en video, escultura, principalmente de Estados Unidos y México, aunque también de Europa, Asia y África.

Artículo

Miami: Roban estatua de Donald Trump desnudo

"El emperador no tiene pelotas" obra del colectivo Indecline, retrata al magnate sin ropa y con unos diminutos y hasta incompletos genitales
Miami: Roban estatua de Donald Trump desnudoMiami: Roban estatua de Donald Trump desnudo

“La mayoría de las obras tienen dos temáticas: la preocupación por un gobierno que utiliza métodos autoritarios, casi fascistas, que crea un sensación de mucha vulnerabilidad; y los derechos de las mujeres y las amenaza bajo la que se encuentran ahora”, dijo Arroyo.

La reacción de uno de los asesores en temas de diversidad de Trump demoró apenas unos días, lo que paradójicamente confirma algunas de las preocupaciones esbozadas en las obras de los creadores que han contribuido al proyecto.

“Esta artista es obviamente partidaria de Hillary Clinton y pasa su tiempo presentando al presidente como racista, enemigo de las mujeres, un nazi e incluso un presidente anticonstitucional, lo que es absolutamente irrespetuoso”, declaró Juan Pablo Andrade al canal de televisión Univision.

Arroyo sin embargo continuará con el proyecto. Luego de exhibir una selección de obras en NYU, la artista mexicana planea llevar la muestra a otros recintos en Estados Unidos y mantener la plataforma digital.

“Es un proyecto artístico que no tiene por qué ser irrespetuoso ni que es irrespetuoso. Se trata de ejercer nuestra liberta de expresión, y me sorprendió mucho la reacción del asesor de Trump porque esas críticas son una manera de suprimir los valores democráticos”, enfatizó Arroyo.

La obra de Arroyo, originaria de la capital mexicana pero con más de dos décadas de vivir en Nueva York, ha sido exhibida en docenas de muestra individuales en Estados Unidos y México, además de que la artista participa de manera frecuentes en proyectos de arte público.

 

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS