Monitorea Italia la obra de Da Vinci y Buonarroti

Ambas muestras superan los 172 mil visitantes; las medidas de conservación preventiva son seguidas a distancia
04/08/2015
00:30
Yanet Aguilar Sosa
-A +A

[email protected]

Desde Italia han seguido con beneplácito la asistencia a las exposiciones Leonardo da Vinci y la idea de la belleza y Miguel Ángel Buonarroti. Un artista entre dos mundos, que el pasado domingo alcanzaron los 172 mil 737 visitas; pero sobre todo desde Italia, han monitoreado las condiciones que guardan las obras de los dos maestros del  Renacimientoque se exhiben en nuestro país desde finales de junio.

El éxito de estas magnas muestras era el esperado, sin embargo las medidas de seguridad y protección aplicadas por el Palacio de Bellas Artes se han redoblado. No sólo hacen el recinto realiza un monitoreo todos los días al final de la jornada, también desde Italia realizan un monitoreo constante de las obras de arte para que se mantengan con todas las medidas de conservación preventiva.

“Hay casos de colecciones que tienen dispositivos que permiten monitorear la pieza a distancia, hacer registros y tener una bitácora de las condiciones en que se encuentra la pieza a distancia; eso no sólo es maravilloso sino que es muy apropiado para facilitar el trabajo de todos los que estamos involucrados en los proyectos. A nosotros como museo receptor nos ayuda a tener mucha tranquilidad tener tanto el monitoreo que hacemos nosotros en salas, como el monitoreo que tienen las colecciones a través de estos dispositivos”, señaló Adolfo Mantilla, subdirector de exhibiciones del Palacio de Bellas Artes.

El encargado de mantener todas las medidas de conservación preventiva en las exposiciones de Leonardo y Miguel Ángel, aseguró a EL UNIVERSAL que tienen una gran comunicación con la Associazione Culturale MetaMorfosi y la Biblioteca Real de Turín, por lo que están perfectamente coordinados.

Mantilla aseguró que las restricciones varían con cada instancia con la que colaboran, pero que “en este caso la variable prácticamente parece nula porque la variable es que todas las condiciones que se nos pidieron conservar, es tener medidas extremas de conservación preventiva de las obras, entonces nos obliga a tener que implementar ciertas políticas en el museo: evitar la toma fotográfica, evitar aglomeraciones en términos de temperatura porque afectan las obras. Son las medidas preventivas que estamos tomando para salvaguardar las colecciones”.

El subdirector de exhibiciones señaló que las colecciones se ven afectadas directa o indirectamente por las condiciones de temperatura y humedad exterior, y es muy normal que la temperatura y la humedad con las visitas se cambien, de ahí que una de las razones por las que justamente debieron dosificar el flujo de público fue para evitar en la medida de lo posible movimientos bruscos en el medio ambiente interior.

“De ahí que no sólo los lunes sean necesarios para hacer limpieza y hacer monitoreo de las colecciones, además evidentemente los procesos de regularización de temperatura ocurren todos los días porque cuando se cierra la sala volvemos a rectificar la estabilidad del espacio; en realidad lo que hacemos es justo buscar los mecanismos de conservación preventiva más apropiados”, dijo Adolfo Mantilla.

Los protocolos de seguridad que sigue el Palacio de Bellas Artes son estándares, son los que tiene que cumplir cualquier museo en el mundo, sin embargo aquí son colecciones de relevancia extraordinaria, y es obra de dos personajes fundamentales para la cultura universal, no sólo de uno, sino de dos. Mantilla reconoce que las normas de seguridad se siguen con apego a los estándares y una de las maneras de mantener mecanismos de conservación preventiva está en la organización de horarios y de grupos para que el acceso a la exposición sea controlado.

Entre los controles está que los boletos para visitar las muestras ya están disponibles a través de Ticketmaster, además de la ampliación de horario que ya tenían. Las taquilla en el Palacio se abren a las 7:30 horas; el acceso controlado a salas es los martes de 8 a 19 horas; miércoles y jueves de 8 a 21, viernes y sábados de 8 a las 22 horas, y domingos de las 8 a las 20 horas. La entrada general en taquilla tiene un costo de 49 pesos, la cual incluye entrada a las exposiciones y áreas de murales.

Aún hay posibilidades de recorrer las muestras. Leonardo da Vinci y la idea de la belleza concluirá el 23 de agosto; y Miguel Ángel Buonarroti. Un artista entre dos mundos, cerrará el 27 de septiembre, para luego dispersarse y regresar a casa.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS