Polémica por video de desnudos en museo polaco

Muestra a gente jugando en una cámara gas; pertenece a una exposición sobre el Holocausto
El video, titulado "Juego de la Etiqueta", fue realizado en 1999 por el reconocido artista polaco Artur Zmijewski. FOTO: Tomada de Times of Israel.
09/07/2015
09:15
Varsovia
-A +A

El museo de Arte Contemporáneo de Cracovia (sur de Polonia) está en el ojo del huracán por mostrar un video en el que actores juegan desnudos en una cámara de gas, dentro de una exposición temporal sobre el Holocausto y los campos de concentración patrocinada por Israel.

El video, titulado "Juego de la Etiqueta", fue realizado en 1999 por el reconocido artista polaco Artur Zmijewski, y es parte de la muestra titulada "Polonia-Israel-Alemania: la experiencia de Auschwitz", donde creadores de estos tres países aportan su visión sobre el impacto de los campos de exterminio nazis en la vida pública actual.

Medios locales se hacen eco hoy de las críticas que este vídeo ha generado en asociaciones judías, entre ellas el Congreso Judío Mundial, que lamentan la banalización del drama que miles de personas sufrieron en Auschwitz-Birkenau.

"Estamos muy decepcionados de que un museo de este nivel proyecte una película que causa un pesar extraordinario a los sobrevivientes de Auschwitz y a muchos otros para los que el Holocausto no es un simple pasaje de la historia, sino una advertencia sobre los peligros del antisemitismo, el odio racial y la xenofobia", dijo el presidente del Consejo Judío Mundial, Ronald Lauder.

La primera parte del polémico vídeo muestra a un grupo de personas jugando desnudas en un apartamento, mientras que la segunda parte repite el juego en una antigua cámara de gas del campo de Auschwitz.

La obra de Zmijewski invita al espectador a reflexionar sobre los contrastes en el comportamiento que muestran los dos juegos en diferentes escenarios, según el propio artista.

Las críticas, a las que se ha sumado la embajada israelí en Polonia, han hecho que los responsables del museo hayan limitado la visualización de la película a una cabina especialmente construida y a la que se accede después de leer una advertencia de su contenido sensible.

Desde el museo rechazan las críticas y se explica que "ver esta película como un insulto a las víctimas de los campos de concentración es una malinterpretación".

Ésta no es la primera vez que el vídeo de Zmijewski levanta ampollas, ya que en anteriores ocasiones su presencia en otras exposiciones internacionales ha generado malestar e incluso se ha llegado a retirar de algunos museos.

 

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS