Isaac Hernández regresa a México

El primer bailarín del English National Ballet volverá al Auditorio Nacional acompañado por 35 artistas de 14 grupos
Ilustración: CARREÑO
27/07/2017
00:21
Alida Piñón
-A +A

[email protected]

Un día le dijeron a Isaac Hernández que la mejor época de un bailarín sucede entre los 25 y los 35 años porque hay una plenitud en todos los sentidos. A la distancia, dice en entrevista desde Londres, considera que es verdad. Hoy está en su mejor momento. No sólo es primer bailarín del English National Ballet (ENB), también ha logrado consolidar el proyecto Despertares que este año se presenta el 12 de agosto en el Auditorio Nacional con 35 bailarines de 14 compañías internacionales, como el New York City Ballet, la Ópera de París, el National Ballet of Canada, el Viena Opera Ballet, el Munich Opera Ballet, la Betsheva Dance Company y el San Francisco Ballet, donde participa Esteban Hernández, hermano del bailarín jalisciense.

“Es una época en la que no sólo estoy joven y fuerte, también estoy aprendiendo a tener consistencia en mi rutina, en mis cuidados y en mi disciplina; pero he sido más ambicioso y he sumado a mi carrera la realización de estos proyectos. Todos los años aprendo algo nuevo. Ha sido un año complejo porque lo empezamos a generar con menos tiempo de anticipación; he aprendido lo importante que es estar preparado para aprovechar las oportunidades. El contenido ya lo tenía muy bien definido, sólo estaba esperando cómo concretarlo y por fortuna se han dado las cosas muy bien”.

Artículo

No hay que conformarse con lo que ya eres: Isaac Hernández

"En realidad un bailarín se retira a los 40 años, pero a mi me gustaría poder hacer la transición un poco antes”, comentó el artista
No hay que conformarse con lo que ya eres: Isaac HernándezNo hay que conformarse con lo que ya eres: Isaac Hernández

 

El tiempo libre, dice, ha disminuido drásticamente. Tras una temporada en Japón llegó a México para continuar con una gira de promoción y ofreció 40 entrevistas en sólo 3 días. Ahora se encuentra en Londres para continuar con las funciones con la ENB y y volverá a Ciudad de México para Despertares.

“Me conozco mejor y ahora sé que necesito hacer más cosas con mi vida, quiero tener un propósito que vaya más allá de cuidarme a mí mismo, de cuidar mi cuerpo o de hacerme más ágil; por eso he desarollado estos proyectos”, refiere.

La motivación principal, asegura, es aportar su trabajo a la formación de públicos. Sin embargo, si bien reconoce que este tipo de galas son sólo un vistazo al mundo de la danza clásica y que se necesitaría presentar un título completo para presentar al público todos los registros de un intérprete para contar una historia y construir un personaje, asegura que este formato contribuye a entablar un vínculo con un público más amplio. “Acabo de estar en un programa de televisión que se dedica a otra forma de entretenimiento, pero nos abrieron un espacio para hablar de ballet; me parece muy bien que lleguemos a un público que quizá nunca ha visto un ballet, que tengan la curiosidad, que vayan al espectáculo y eventualmente que tengan deseos de ver un ballet completo. Todo este trabajo debemos hacerlo de manera gradual”, dice.

Y agrega: “Yo busco que el arte se convierta en una prioridad para los jóvenes. Es muy difícil acercarse a las nuevas generaciones y mi sueño es que podamos lograr que los jóvenes vean al ballet como una opción de consumo, tan básica como lo es ahora ir al cine; sin sacrificar de ningún modo los estándares de calidad. Mi trabajo es crear plataformas para llegar a ese objetivo”.

El programa incluye artistas y piezas nunca antes vistas en México y América Latina como In The Middle of Somewhat Elevated, de William Forsythe; Two Pieces for Het, de Hans Van Manen, y Dust, de Akram Khan.

El 8 de agosto, a las 19:30 horas, en el Lunario, Isaac ofrecerá una charla junto con Tamara Rojas, directora del English National Ballet, considerada una de las mejores bailarines de su generación. La entrada será gratuita.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS