Se encuentra usted aquí

Más vale tarde que nunca...

Crimen y castigo
Nueva sede para el patrimonio (ESPECIAL)
17/07/2017
00:25
Periodistas Cultura
-A +A

Más vale tarde que nunca...

Hace cinco meses que fue inaugurado el Centro del Patrimonio Inmobiliario del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (INDAABIN) —que costó más de 80 millones de pesos y tiene un perímetro de 5 mil 717 metros cuadrados en el barrio de Coyoacán—, pero será hasta el próximo jueves cuando lo presenten “a la comunidad cultural de México”. Resulta que desde febrero abrió sus puertas el recinto donde se administra el patrimonio inmobiliario federal y paraestatal, que consta más de 150 mil inmuebles patrimonio de la Nación. Lo cierto es que se tardaron en presentarlo a las autoridades culturales que resguardan su cuidado, dígase INAH e INBA, tal como lo señala Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos. Soraya Pérez Munguía, presidenta del INDAABIN —órgano desconcentrado de la SHCP—, ha presumido el nuevo recinto que busca “fortalecer la identidad nacional de este país, así como fomentar, preservar y promover el acervo de inmuebles que son del gobierno federal con todo respeto a la cultura y la historia del país” y ha presumido también el acervo que ya resguardan allí: 147 mil folios reales de edificios públicos y más de 67 mil planos históricos; 120 mil 789 expedientes de inmuebles federales y 54 libros de fotografía arquitectónica; 69 mil 262 planos que permiten identificar los inmuebles; así como el Acervo del registro público de la Propiedad Federal (RPPF) que contiene las inscripciones y documentos que acreditan los derechos reales y personales de la Federación sobre los inmuebles. O sea, un tesoro cultural que habían olvidado presumir ante la comunidad cultural de México.

Futuro del museo Cuevas, en manos de la Fundación

A dos semanas de la muerte del pintor, dibujante y escultor José Luis Cuevas aún no se define qué vendrá para el Museo que lleva el nombre del pintor. Nos cuentan que, por lo pronto, sólo se ha dicho, que el museo continuará con su programación. Nada más. Sucede que, si bien toda la obra del artista y sus colecciones —que Cuevas y su primera esposa, Bertha Riestra, donaron para la creación del recinto— es custodiada por el Instituto Nacional de Bellas Artes, y el edificio que lo acoge es propiedad de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México (era el antiguo convento de Santa Inés), los rumbos de la institución estarán en manos de la Fundación Maestro José Luis Cuevas Novelo. Nadie más. Esta asociación civil, que se constituyó hace 13 años, ha perdido a muchos de sus miembros: el propio Cuevas, el historiador Guillermo Tovar y de Teresa o el político Manuel Camacho Solís. Hoy, entre sus integrantes se encuentran el arquitecto Javier Carballo, el maestro Jorge Ruiz Dueñas, el empresario Carlos Slim y una de las hijas del pintor, la artista Ximena Cuevas Riestra. Pero nadie ha llamado a una reunión ¿será tema de la agenda, el cambio en la dirección que hoy está en manos de la viuda, Beatriz del Carmen Bazán?

Las enseñanzas de México a Perú

México celebra llevar a la Feria Internacional del Libro de Lima un contingente de animadores de la lectura para enseñarle a las autoridades culturales de Perú cómo se fomenta el libro en México y cómo se estimula la lectura entre sus ciudadanos. Mostrará en el recinto ferial pero también en plazas públicas y mercados los logros que ha alcanzado con su Programa Nacional de Salas de Lectura, que es extraordinario porque se sustenta y opera desde el voluntariado mexicano; sin embargo lo que no podrá enseñarles es cómo lograr mantener vivos todos los espacios, pues sí algo no han conseguido durante más de 20 años de existencia del programa, es tener un registro de los espacios y más aún mantenerlos activos. Sin embargo, México es un ejemplo para Perú y por eso ha invitado otras iniciativas como la Brigada para Leer en Libertad, Universo de Letras de la UNAM y Acción Poética.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios