Se encuentra usted aquí

Un debate incompleto

Crimen y castigo
Jill Magid (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
19/04/2017
00:22
Periodistas Cultura
-A +A

Un debate incompleto

Las cuatro mesas de diálogo que se realizarán en el marco de la exposición Jill Magid: “Una carta siempre llega a su destino”, que estará en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo, MUAC, abordarán algunos de los aspectos que han generado más polémica en torno de esta muestra: derechos de autor, propiedad intelectual, políticas de manejo de archivos, vacíos legales en torno de la disposición de restos humanos y perspectivas éticas. Sin embargo, las mesas propuestas por Difusión Cultural todavía están cojas, y es que la artista estadounidense se sigue tomando su tiempo para responder si participará o no en las conversaciones. Además, nos cuentan, no cayó nada bien entre el equipo curatorial del MUAC que los críticos de la muestra plantearan en los medios de comunicación una agenda de nombres, participaciones y acciones... Fue algo que les resultó no exento de presión y “falto de formas”.

 

No convence proyecto en Ex Convento de la Merced

Muchos cuestionamientos nos cuentan que ha tenido la nueva propuesta del INAH de dedicar el ex Convento de la Merced como un espacio de difusión para su Fonoteca. Las críticas, nos dicen, no es tanto a que se creé ahí un centro cultural, sino a la propuesta de mantener el armatoste que sostendrá el techo de cristal que cubrirá lo que queda del claustro. Y es que se supone que eso había sido una de las cuestiones por las que miembros del Consejo de Monumentos Históricos habían parado el proyecto de la administración de Alfonso de Maria y Campos. Bueno, pues ahora el instituto dice que según sus especialistas y miembros de ese consejo, la estructura no dañaría el inmueble. A todo esto hay defensores del patrimonio que se preguntan si de algo le sirve entonces al Instituto tener un consejo, quiénes son sus miembros actuales y por qué no tomar en cuenta lo que otros arquitectos, ya fallecidos, habían alertado antes.

 

Más problemas en la CND, ahora sindicales

Nos cuentan que ayer, personal administrativo de la Compañía Nacional de Danza (CND) cerró las instalaciones para manifestarse en contra de la directora del INBA, Lidia Camacho. ¿La razón? Líos sindicales. Resulta que los trabajadores están divididos en dos sindicatos, el Nacional Democrático y el adscrito al Instituto, y unos acusan a los otros de malos manejos, así que desde hace 10 meses han tenido conflictos internos; unos se defienden, los otros señalan con el dedo. Para resolver el asunto, el responsable de Asuntos Laborales del INBA, Horacio Cárdenas, acordó cambiar de área a uno de los empleados que, según, ha sido el detonante de la mayoría de los problemas; pero no se fue y en respuesta, uno de los grupos cerró las instalaciones. En medio del lío salieron nombres a diestra y siniestra, que si el director ejecutivo, Enrique Tovar, y el artístico, Mario Galizzi, discuten por diversas razones; que si el gerente, Aldo González, también debe irse, que si Camacho prometió atender el asunto. Total que el tema, nos aseguran, se atendió por la tarde y uno de los empleados será cambiado de lugar de trabajo. ¿En dónde más habrá problemas sindicales?

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS