Se encuentra usted aquí

Jorge Volpi hace cambios en la UNAM

Crimen y castigo
Joaquín Diez- Canedo, director General de Publicaciones y Fomento Editorial (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
22/02/2017
00:27
Periodistas Cultura
-A +A

Jorge Volpi hace cambios en la UNAM

Al menos dos cambios anunciará hoy Jorge Volpi, en Difusión Cultural de la UNAM. La llegada de Joaquín Diez-Canedo a la Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial, en sustitución de Javier Martínez Ramírez; y la conclusión de toda una época en la Revista de la Universidad de México con la salida de Ignacio Solares. Nos cuentan que el autor de Delirium Tremens dejará la dirección de esta importante publicación y le pasará la estafeta a la escritora Guadalupe Nettel, quien tomará las riendas de la revista. Por supuesto que son nuevos tiempos y los cambios son bienvenidos, se trata de una escritora sólida que incluso en 2009 emprendió una revista literaria, pero también llega a una publicación insignia que ha dado cabida a todas las voces y ha hecho convivir la literatura y la academia. Esperemos que esa apertura y pluralidad se mantenga y no se convierta en una revista de grupo hecha por una universidad donde sólo relumbren Pablo Raphael, Pedro Ángel Palou y Eloy Urroz, entre otros.

 

Más vale no invitar a leer así

En la historia de las campañas que invitan a leer no están solos en sus pifias los organizadores de la Feria Internacional de la Lectura de Yucatán, que en su publicidad decía: “Castígame, pero déjame leer”, y mostraba la piel de una mujer, de espaldas y se veía un fuete. No traen buenos recuerdos otros mensajes como el que divulgó el Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM en abril de 2015 en su campaña de fomento a la lectura, que se llamó “Perrea un libro” y que, como en el caso de Yucatán, causó polémica entre lectores y no lectores. Tampoco fue acertada la invitación que en la faja del libro Reencuentro de personajes, de Elena Garro, usó la editorial española Drácena: “Mujer de Octavio Paz, amante de Bioy Casares, inspiradora de García Márquez y admirada por Borges”. El desaguisado de sus palabras no fue lo único común de estas campañas, en todos los casos las instituciones tuvieron que retractarse y retirar sus publicidad… Pero, parece que hay quienes leen pero no aprenden.

 

Silencio en la Ópera de Bellas Artes

Ya casi acaba febrero y nada se sabe de la programación anual de la Ópera de Bellas Artes. El año pasado se dijo que harían lo posible por evitar cancelaciones y buscar más funciones. Ya veremos. Por lo pronto, ya está cantada una producción para mayo: Turandot, de Puccini, con Carlos Galván como Calaf, María Katzarava como Liú y Rosendo Flores como Timur. Nomás les falta Turandot y firmar contrato a todo mundo. Al parece es la misma producción que se vio en el Auditorio en 2014 y en Bellas Artes en 2013. Luego de Lucía de Lammermoor (actualmente en cartelera) se dijo que vendría Florencia en el Amazonas, de Daniel Catán. ¡Por fin se estrenaría en Bellas Artes con una producción completa! Pero pues no. Ya nadie habla de esa posibilidad. Así que… ¿será su primera cancelación? En fin, que como van las cosas, al parecer, durante el primer semestre se verán sólo dos óperas. El problema, nos dicen, es que los caballitos de batalla ya no sorprenden a nadie y los seguiremos viendo cabalgar a todo galope en nombre de la austeridad.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS