Proponen optimizar tiempos de traslado con sistemas auto organizantes

Con este método los tiempos de espera se reducirían a la mitad, indicó académico de la UNAM
Proponen optimizar tiempos de traslado con sistemas auto organizantes
(FOTO: Archivo/EL UNIVERSAL)
01/08/2017
00:20
Redacción
Ciudad de México
-A +A

Con la finalidad de agilizar el tráfico en ciudades, Carlos Gershenson, investigador del Centro de Ciencias de la Complejidad y del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas de la UNAM, junto con un grupo de académicos, ha desarrollado el proyecto “Sistemas de Transporte Auto-organizantes”.

Se trata de un sistema que incluye diversos métodos para lograr que la gente pueda trasladarse de un lugar a otro en el menor tiempo posible mediante dispositivos que ya existen en las ciudades, como los semáforos.

Una aplicación del sistema consiste en adaptar sensores en los semáforos para detectar vehículos y peatones y así determinar los cambios de luces; esto es dependiendo de la demanda de autos o peatones, se le da preferencia a uno u otro. “De acuerdo con estudios que hemos realizado, el resultado es que los tiempos de espera se han podido reducir a la mitad,” resaltó.

Auto-organización sin “batuta”

Los sistemas auto-organizantes se pueden definir como aquellos que no tienen un control central, sino que el comportamiento global es producto de las interacciones de sus componentes.

Por ejemplo, las parvadas de aves no tienen un líder, tratan de imitar la conducta de las aves vecinas como la velocidad y dirección para continuar con ese patrón. Lo mismo sucede con los cardúmenes de peces, estampidas de animales y multitudes humanas.

Otro ejemplo son las llamadas “olas”, que se realizan en los estadios. Basta con que pocas personas empiecen a coordinar su movimiento para que los demás los sigan y se lleve a cabo una reacción en cadena.

“El tema aquí es que nadie les indica en qué momento levantar y bajar las manos sino que cada quien estima el momento en que tiene que hacerlo lo que culmina con un fenómeno que es un patrón global producto de las interacciones de los componentes”, detalló.

Una ventaja de utilizar auto organización, es que permite construir sistemas que se adapten a cambios en su entorno sin necesidad de intervención humana.

Así, mediante modelos computacionales, Gershenson ha desarrollado además auto organización en transporte público; en este sentido ha propuesto mecanismos para regular los intervalos entre trenes o autobuses. Aquí tampoco hay control central pero al permitir que los vehículos se adapten a las condiciones inmediatas, esto es, verificar cuanta demanda de pasajeros hay en la siguiente estación, por ejemplo.

Finalmente, comentó que llevar estos modelos a la práctica es un proceso largo y requiere de una extensa colaboración entre diversos actores tanto a nivel empresarial como académico.

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS