Millones de personas en el mundo utilizan agua con contaminación fecal

La OMS advirtió que mil 800 millones de personas en todo el mundo utilizan fuentes de agua con contaminación fecal
Millones de personas en todoel mundo utilizan agua con contaminación fecal
(FOTO: Archivo/EL UNIVERSAL)
24/02/2017
20:05
Madrid
-A +A

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha avisado de que mil 800 millones de personas en todo el mundo utilizan fuentes de agua con contaminación fecal, por lo que ha instado a los países a proporcionar acceso a agua potable para promover la salud de la población y reducir la pobreza.

Ahora bien, con el fin de ayudar a mejorar las condiciones del agua, el organismo ha establecido una serie de directrices en las que aboga por la elaboración de normas y reglamentos pertinentes a nivel local (basadas en objetivos sanitarios), la adopción de modelos de gestión preventiva de los riesgos desde la captación hasta el consumidor (planes de gestión de la salubridad del agua) y la vigilancia independiente para garantizar que estos planes se aplican y son eficaces.

"La reglamentación por la que se garantiza la salubridad del agua potable es un instrumento poderoso para proteger la salud pública tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. Los sistemas completos de reglamentación en materia de agua potable permitirán agilizar el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) al facilitar que todas las personas tengan acceso equitativo y universal a agua potable inocua y asequible", ha señalado la OMS.

Asimismo, ha destacado la necesidad de aumentar la inversión en pequeños sistemas de suministro de agua para reducir la frecuencia de los brotes de enfermedades transmitidas por el agua y los costes globales de la prevención de las enfermedades, los relacionados con los decesos y los costes sanitarios asociados.

"El tratamiento y almacenamiento inocuo del agua en los hogares es una intervención importante en materia de salud pública que permite mejorar la calidad del agua potable y reducir la incidencia de enfermedades diarreicas, sobre todo entre las poblaciones que se abastecen de agua procedente de fuentes no mejoradas y, en algunos casos, de agua canalizada por tuberías que no es salubre o cuya inocuidad no es segura", ha zanjado el organismo.

jpe

 

 

 

 

 

COMENTARIOS