Poder adquisitivo, bajo fuego por el gasolinazo

Estudio de la UNAM anticipa que la inflación del país alcance una tasa de 5.37% en 2017
Por los incrementos en los energéticos, la canasta básica de alimentos se encareció 17.7%, de acuerdo con una encuesta. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
10/01/2017
01:44
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

El poder adquisitivo de las familias mexicanas caerá en 2017, al esperarse que la canasta básica registre un incremento de 17.7% a consecuencia del gasolinazo, aseguró el coordinador de laboratorios de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN) de la UNAM, Ignacio Martínez.

Hay un efecto dominó porque sube la gasolina y también los fletes, explicó el especialista.

A eso se le agrega el incremento a los precios de peaje que se cobran en las casetas de 7.72%, el gas que se usa para mover vehículos de transporte (19.5%), así como la energía eléctrica, factores que provocaron que el valor del flete de diciembre de 2016 a enero de 2017 aumentara 28.57%.

“El aumento del energético está provocando un impacto en la canasta básica, con un alza de 25% en el precio de frutas y verduras, y 4.16% en el precio de la tortilla y el huevo. También aumentó el precio de la carne de res, bistec de 137 a 143 pesos. La carne de cerdo de 73 a 77 pesos y el muslo de pollo de 43 a 48 pesos el kilo”, dijo en un análisis sobre el gasolinazo.

“Las familias pierden poder adquisitivo, ya que el ingreso no alcanza para cubrir el gasto debido a que los productos de la canasta básica aumentaron 17.70%, resultado de los nuevos precios de los combustibles”, dijo. Además, falta el aumento del transporte público y la tarifa de luz doméstica, expuso.

De acuerdo con la encuesta aplicada por el LACEN el 29 de diciembre de 2016 y el 5 de enero de 2017 en mercados y tianguis de la Ciudad de México, en la que se consideraron precios de 77 productos de la canasta básica, en los primeros días del año ya se registraron aumentos de precios para mercancías como la cebolla, tomate, tortilla, azúcar, aguacate, huevo, manzana.

El precio de la cebolla aumentó de 12 a 15 pesos por kilo; el tomate saladette de 12 a 15 pesos, la tortilla de 10 a 12 pesos y la pechuga de pollo de 88 a 95 pesos, entre otros.

Los impactos no solamente se dan en esos productos, pues un ciudadano común y corriente deberá pagar cerca de 100 pesos más por llenar un tanque de gasolina Magna de 40 litros, porque mientras en diciembre lo llenaba por 559.20 pesos, en enero le costó en promedio 652.80 pesos.

De ese total, el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) es de 127.2, más 102.33 de IVA, de manera que 229.53 pesos corresponden a impuestos.

Si el tanque se llenara con gasolina Premium, el precio habría aumentado de 592.4 a 727.7 pesos, y de esa cantidad 470.25 serían de impuestos (IVA e IEPS).

El análisis arrojó que solamente por IEPS en 2017 se espera recaudar 27% más que el año pasado, y 7% más por concepto de IVA. Eso significa que el gobierno recibirá más por impuestos de las gasolinas, mientras que las familias perderán poder adquisitivo. Sin duda, el impacto provocará una inflación anual de 5.37% en el 2017, destacó el sondeo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS